domingo, 22 de diciembre de 2013

Breve historia de la Lotería de Navidad.

Imagen de los bombos de la Lotería de Navidad.
El origen de la Lotería de Navidad se remonta a la época de las Cortes de Cádiz, cuando el ministro de la Cámara de Indias la ideó como "un medio para aumentar los ingresos del erario público sin quebranto de los contribuyentes". Así, el primer sorteo se celebró el 18 de diciembre de 1812.

En un principio recibió el nombre de "Lotería Moderna", para poderla diferenciar de la "Lotería Primitiva" que creó el Marqués de Esquilache. No obstante, el 23 de diciembre de 1892, se le cambió el nombre por el de "Sorteo de Navidad" y, cinco años más tarde, esta denominación ya aparecía impresa en los boletos.

Los niños de San Ildefonso, desde el primer momento, fueron  los encargados de cantar los premios. En los comienzos los números iban impresos en papeles pero, a partir de 1913, se implantó el sistema de actual de los bombos y de las bolas de madera.

Este año, como cada 22 de diciembre, las voces de los niños de San Ildefonso llenarán de ilusión los hogares de los españoles, y más en estos tiempos de crisis. Aunque, si no cae nada, siempre se puede soñar con La Lotería del Niño el día 6 de enero. Este sorteo comenzó en 1941 y adoptó la denominación actual en 1966, en conmemoración con el día de la adoración al Niño de los Reyes Magos de Oriente. Pero ese es otro asunto.