jueves, 19 de diciembre de 2013

¿Cuál es el origen del nombre de los meses del año?

En la imagen, un calendario romano del siglo I a.C. Muestra la forma del calendario tradicional, atribuido al rey Numa Pompilio, e incluye una lista de festivales y a los magistrados del 173 al 63 a.C.
El origen del nombre de los meses de nuestro calendario actual se encuentra en la antigua Roma. En un principio, el calendario romano se dividía en diez 10 meses y de ahí, como veremos, procede el nombre de los cuatro últimos meses del año. Numa Pompilio (715-672 a.C.), el segundo rey de Roma, fue quien acomodó el calendario al año solar y, además, le añadió dos meses más.

Los meses del año y su significado

Enero. Es el primer mes que añadió Numa Pompilio. Su nombre primitivo era Ianuro, en honor al dios Iano, que era el protector de las puertas y de la entradas. Con su nombre se protegía la entrada del nuevo año. Al dios Iano, de hecho, se le representaba con una vara en una mano y con una llave en la otra.

Febrero. Es el segundo mes que incorporó Numa Pompilio. Estaba dedicado al dios Plutón, o Februo, para que aplacara las iras.

Marzo. Procede del nombre de Marte, el dios Mars latino, que era la divinidad de la guerra. En este mes era cuando, con el inicio del buen tiempo, se iniciaban las campañas militares.

Abril. Es una derivación del término griego afros, que significa espuma, de la que surgió Venus. Por tanto, es el mes que se dedicó a la fertilidad.

Mayo. Proviene de la palabra latina majorum, que significa mayores. Se trata, por consiguiente, de un homenaje a los ancianos, que eran los protectores del pueblo. Para otros autores, el nombre de este mes procede de Maya o Maia, esposa de Vulcano y diosa de la primavera.

Junio. Se representaba como un segador de heno. Para algunos autores, con el nombre de este mes se hacía una deferencia a los jóvenes, ya que el término proviene de la palabra latina junior. Para otros autores, sin embargo, procede o bien de Junio Bruto, fundador de la República romana, o bien del nombre de la diosa Juno, representante de la maternidad.

Julio. Es el antiguo mes Quintilis. Su denominación actual procede de Julio César, quien le otorgó su nombre por haber nacido el día 12 de este mes. Al ser la época en la que se recoge el trigo, se representaba con un segador en su faena agrícola.

Agosto. Es el antiguo mes Sextilis. Con su nombre actual se rinde homenaje al emperador Augusto. En un principio tenía 30 días, pero Numa Pompilio le quitó uno y Julio César le añadió dos más.

Septiembre. Su nombre procede de septem, ya que inicialmente se trataba del séptimo mes del año. Al final, a pesar del ocupar la novena posición en el calendario, conservó su denominación original. Estaba dedicado al dios Vulcano y se representaba con escenas de vendimia.

Octubre. Lo mismo ocurre con este mes. Se ha conservado el nombre originario de los tiempos de Rómulo. Su raíz procede  del término latino octo, es decir, ocho. Se solía representar con escenas de vendimia o de siembra.

Noviembre. Conserva el nombre de cuando ocupaba el noveno lugar, ya que el comienzo novem de la palabra equivale al nueve latino. El número de sus días se alteró en varias ocasiones hasta que Augusto los fijó en 30.

Diciembre. A pesar de ser el duodécimo mes, y de ocupar el último lugar, aún sigue manteniendo la raíz latina decem (diez) de su décima posición original.