jueves, 12 de diciembre de 2013

Descubren en China un peculiar santuario budista de 1400 años de antigüedad.

Estatuas budistas encontradas en la provincia china de Shanxi.
Los arqueólogos chinos han localizado un templo budista, de 1400 años de antigüedad, en el que se encuentra almacenada una colección de estatuas de Buda. El hallazgo se ha producido en la provincia septentrional china de Shanxi. El santuario, además, está rodeado por una serie de muros con nichos de Buda tallados. Se trata de un sector del complejo del Templo de Tongzi, un santuario aislado en una montaña cercana a Taiyuan, la capital de la provincia.

La estructura fue levantada en el año 556, en tiempos de la dinastía Qi del Norte (550 - 557). En este época, según los investigadores del Instituto de Arqueología de la Academia de Ciencias Sociales de China, es cuando eclosionó el budismo en la zona. Según Li Yuqun, uno de los investigadores, “la estructura es la única de su tipo que se ha encontrado en China y arroja luz sobre las primeras tallas de Buda”.

En el conjunto de estatuas, en buen estado de conservación, destaca una figura de un Buda tallada en la pared de más de 20 metros de altura. En la actualidad es algo irreconocible, pero los arqueólogos han desenterrado algunos de sus restos, por lo que se puede intuir su aspecto original.

En la construcción también se ha localizado un mural de 2,6 metros de la época de la dinastía Tang (618-907). Podría tener un gran valor, según los especialistas, porque se trata del más antiguo de la región.