miércoles, 4 de diciembre de 2013

En el yacimiento de Útica, en Túnez, la presencia fenicia es más antigua de lo que se pensaba.

En la imagen, el yacimiento de Útica.
Este año, un equipo de arqueólogos españoles ha encontrado en Útica, un yacimiento arqueológico situado en el noroeste de Túnez, una serie de objetos que confirman la presencia fenicio-púnica más antigua del norte de África. El Centro de Estudios Fenicios y Púnicos de España y el Instituto Nacional de Patrimonio tunecino han sido las instituciones que han sufragado esta investigación, en colaboración estrecha con algunos expertos de las universidades de Cádiz, Almería, Granada, Málaga, Sevilla y la Complutense y Autónoma de Madrid.

Cronológicamente, los especialistas sitúan el yacimiento en los comienzos del siglo IX a.C., según las cerámicas orientales y geométricas que se han encontrado. Esta información es relevante ya que, hasta ahora, se pensaba que los primeros colonizadores fenicios del Mediterráneo Occidental se asentaron en Cartago en el año 814 a. C. No obstante, según las prospecciones geofísicas con georadar que se vienen practicando desde hace tres años, se han hallado también algunos restos de elementos urbanos, como viviendas, correspondientes a los siglos VII y III a.C.

En el proyecto global de Útica colaboran científicos de todo el mundo, interesados en los estudios fenicio-púnicos de los siglos VIII-II a.C. Se intenta contrastar las distintas hipótesis que existen de la antigüedad de este sitio y su relación con la ciudad de Cartago. Asimismo, se pretende encontrar el posible sistema que articula este territorio y sus relaciones con otros los pueblos líbicos en el Mediterráneo.