viernes, 27 de diciembre de 2013

Los 34 yacimientos arqueológicos de Almendralejo.

Huerta Montero destaca entre los 34 yacimientos que están catalogados en la ciudad, ya que es el que mejor conservado está Ahora se suman los restos recuperados de la muralla que hay en lo alto de San Marcos.

Solsiticio Momento en el que entran los rayos del sol por el corredor para iluminar la cúpula.
En el término municipal de Almendralejo hay 34 yacimientos arqueológicos catalogados. Casi todos de la época romana. Pero el que mejor conservado está es el sepulcro histórico Huerta Montero.

Según el arqueólogo Paco Blasco, esos 34 fueron catalogados durante un taller de arqueología que se desarrolló en la universidad popular durante el inicio de la década de los noventa. Precisamente fue en esa época cuando se descubrió Huerta Montero y cuando muchos almendralejenses se sumaron a los trabajos de limpieza de este sepulcro que data de la época del calcolítico.

Hace tres años se puso en valor y se habilitó para que fuese visitado. Está considerado como una de las sepulturas más singulares de Extremadura y se encuentra en un estado de conservación "excepcional". En el, había más de un centenar de individuos enterrados con numerosos utensilios. Estos restos se encuentran en el Museo Arqueológico de Badajoz. Algunos están guardados debido a su deterioro y otros en exposición. La intención del ayuntamiento y de Blasco es seguir complementando Huerta Montero y están estudiando cómo reflejar en el sepulcro lo que había dentro de la tumba.

Una de las peculiaridades de este sepulcro se da cada 21 de diciembre. Es el día más corto del año y al mismo entran a primera hora de la mañana los rayos del sol por el corredor permitiendo la iluminación de toda la cámara. Era una forma de ofrecer a los muertos los primeros "del nuevo sol" y darles así luz. Este hecho congregó el pasado sábado a unas 300 personas que no quisieron perdersélo.

Pero Huerta Montero no está solo. Recientemente se ha puesto en valor otro yacimiento en la ciudad. Se encuentra en lo alto de San Marcos conocido como el cabezo. Allí hay un poblado amurallado también de la época del calcolítico. Según Blasco, es contemporáneo a Huerta Montero. Admite que el que vaya a observarlo va ver poco, pero se reconoce el trazado de la muralla y las semitorres. Al parecer había allí un poblado y ese punto era el centro del mismo.

La aparición de Huerta Montero hace pensar a los profesionales que cerca del mismo hay otros restos. De ahí, que se hicieran unas pruebas con georadar hace unos meses. Blasco asegura que aún están investigando las señales que captaron esas pruebas. Es un proceso largo, por lo que se tardará un tiempo en conocer los resultados. En el caso de haber otro yacimiento junto a la sepultura, se sumaría a los 34 que ya están catalogados.