jueves, 5 de diciembre de 2013

Los arqueólogos descubren una ciudad de hace 4500 años en la China oriental.

Se trata de una ciudad neolítica ubicada en la provincia oriental de Anhui, en China.

Restos de la muralla de la ciudad de Nanchengzi. 
Un grupo de arqueólogos de la Universidad de Wuhan ha anunciado el descubrimiento de una ciudad china, de época neolítica, en la provincia oriental de Anhui. Se conocían algunos restos de un área reducido desde los años ochenta, pero la localización de parte de una muralla ponen al descubierto una ciudad mayor, con un perímetro amurallado de forma trapezoidal y con un foso. Se trata de las ruinas de Nanchengzi, un yacimiento de 4500 años de antigüedad, en el distrito de Guzhen. Entre los hallazgos, también destaca un conjunto de casas de la misma cronología.

Los arqueólogos, asimismo, han detectado entre la cultura material una serie de artefactos, cuya cronología va desde el Neolítico hasta la época de la dinastía Han, de hace unos dos milenios. Se observa, entre los restos, cabezas y cornamentas de venados, caparazones de tortuga y semillas de trigo y de arroz.

El profesor He Xiaolin, uno de los arqueólogos de la Universidad de Wuhan, indica que "el descubrimiento es muy valioso para la investigación sobre los cambios históricos, sociales y ambientales en este área".