viernes, 20 de diciembre de 2013

Reconstruyen el rostro de un hombre neolítico de la zona de Stonehenge.

En la imagen, la reconstrucción del rostro de un hombre del Neolítico de unos 5500 años de antigüedad.
Un equipo de forenses ha logrado reconstruir la cara de un hombre neolítico, de unos 5500 años de antigüedad, que habitó en el actual condado de Wiltshire, cerca del lugar donde posteriormente se erigiría Stonehenge. Actualmente, la reconstrucción se muestra en un nuevo Centro de Visitantes que se ha inaugurado en la zona del monumento megalítico.

Los especialistas especifican que no es seguro, al cien por cien, si esa era su apariencia exacta porque hay ciertas características, como el color de los ojos o del pelo, que no se puede precisar. Sin embargo, la forma del rostro está reconstruida a partir del estudio minucioso de la morfología del cráneo, por lo que puede ser muy cercana a la realidad. Se trata, en este caso, del esqueleto de un varón de entre 25 y 40 años de edad, esbelto y perteneciente a la élite social de su época, según se extrae del tipo de enterramiento que se le dio. No se ha detectado que sufriera ninguna enfermedad ni lesiones graves a lo largo de su vida, sino que pudo morir a una edad relativamente temprana y de una forma repentina.