martes, 14 de enero de 2014

16 especialistas españoles del Proyecto Djehuty inicia en Luxor la XIII campaña de excavaciones.

Fragmento del obelisco del principe Intefmose / CSIC
Un equipo de arqueólogos españoles dirigidos por el investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) José Manuel Galán viajan el próximo lunes a Luxor (Egipto) para iniciar la XIII campaña de excavaciones del Proyecto Djehuty. Este año, el equipo formado por 16 especialistas españoles y cuatro extranjeros, continuará la restauración de la tumba de Djehuty que, junto a Hery, formaban parte del grupo de altos dignatarios de la corte egipcia de Hatshepsut entre el año 1500 y 1450 a. C.

El Proyecto Djehuty excava desde hace 13 años en la orilla occidental de Luxor, en la necrópolis de Dra Abu el‐Naga, una zona en la que se superponen enterramientos de distintas épocas. La excavación, con seis semanas de duración, está patrocinada por Unión Fenosa Gas por tercer año consecutivo.

Durante esta campaña, los arqueólogos seguirán estudiando una zona en la que durante las últimas campañas en los últimos tres años se han recuperado numerosos vestigios de la dinastía XVII, una etapa muy poco conocida de la historia de Egipto y de la que hay pocos restos. Entre otros objetos, el equipo ha recuperado descubierto ya un ataúd y una momia intactos de un niño de cinco años que vivió en esa época, y piezas con inscripciones que mencionan a dos príncipes.

“Uno de ellos es un tal Ahmose Sapair, un príncipe heredero que acabó siendo reverenciado como patrono de la necrópolis. El otro se llama Intefmose, del que hallamos parte de un pequeño obelisco con su ‘retrato’ en relieve, donde se le denomina “hijo del rey”. Intefmose podría ser el hijo de uno de los primeros reyes de la dinastía XVII: Sobekemsaf”, detalla el investigador del CSIC.

Asimismo, el equipo trabajará excavará también en dos pozos funerarios todavía sin abrir. “Aunque ambas tumbas pudieron ser saqueadas en la antigüedad, se han mantenido intactas al menos desde el año 600 a. C., por lo que podríamos obtener mucha información trabajando en ellas”, señala Galán, que desarrolla su trabajo en el Instituto de Lenguas y Culturas del Mediterráneo y Oriente Próximo.

Por último, el equipo de especialistas continuará estudiando y radiografiando los centenares de momias de ibis, halcones y otros animales, que fueron depositados en el siglo II a. C. en una gran galería subterránea cerca de la tumba de Hery.

Diario de excavaciones.

Los trabajos del equipo dirigido por el investigador del CSIC se podrán seguir, un año más, a través del ‘Diario de Excavación’ de la página web del proyecto, www.excavacionegipto.com, que se actualizará día a día desde Luxor.

Los más de 10 años de excavaciones e investigaciones en Luxor han servido para que los arqueólogos hayan obtenido mucha información de esta gran necrópolis de la antigua Tebas (Luxor), dominada en el extremo norte por la colina de Dra Abu el‐Naga. Hasta ahora han logrado documentar enterramientos desde el año 2000 a. C hasta época romana y han sacado a la luz numerosos objetos arqueológicos de gran valor, algunos de ellos hoy en la vitrinas del Museo de Luxor.