jueves, 16 de enero de 2014

Color para el pórtico del Paraíso de la catedral de Ourense.

La catedral de Ourense recupera la policromía del siglo XVIII.

Detalle del pórtico del Paraíso de la catedral de Ourense.
La catedral de Ourense ha recuperado la imagen que, según los investigadores, debió lucir siglos atrás. Un proyecto promovido por la Consellería de Cultura e Educación de la Xunta de Galicia ha servido para atajar las humedades que se habían adueñado de la basílica ourensana y para iluminar el pórtico del Paraíso, sacando a la luz la policromía de este conjunto pétreo. Los trabajos de restauración de este elemento singular del templo ourensano -el pórtico se construyó en el siglo XII y la consagración de la catedral tuvo lugar en 1211, en un acto que contó con la presencia del rey Alfonso IX-, concluyeron a finales del pasado año y el pasado día 3 era el propio conselleiro de Cultura el que acudía a la catedral para comprobar el resultado de los trabajos.

En la intervención sobre el pórtico del Paraíso se restauraron las pinturas y el conjunto completo del pórtico, incluyendo los elementos arquitectónicos y escultóricos pétreos y lígneos, como es el caso de la virgen de piedra del retablo de Nosa Señora de Belén.

Una joya desconocida.

El conselleiro de Cultura, Xesús Vázquez Abad, se refirió al pórtico del Paraíso y a la catedral de Ourense como «unha xoia descoñecida. Ourense conta cunha catedral que merece ser visitada por todos os galegos e temos a obriga de divulgar esta riqueza patrimonial para que a xente veña ata aquí para disfrutar desta marabilla».

La fachada principal de la catedral de Ourense, que forma un nártex que protege el pórtico del Paraíso, está compuesta de tres arcadas románicas ligeramente apuntadas. A Rodrigo Gil se le atribuye la reforma y modificaciones acometidas en el siglo XVI para estabilizar la fachada, añadiéndose entonces al hueco central unos arcos rebajados de medio punto, separados por un parteluz y unos contrafuertes. La policromía data del siglo XVIII y en la base del parteluz se instaló, en el año 1857, una escultura de piedra de Santiago Apóstol. La pieza es originaria del siglo XIII y antiguamente estaba ubicada en el entorno de la capilla mayor de la catedral.

La recuperación del pórtico es una de las actuaciones promovidas por la Consellería de Cultura en la basílica ourensana. La reparación de las cubiertas, para combatir las humedades, la intervención en el pórtico del Paraíso y otras mejoras en el recinto han supuesto una inversión superior a los 700.000 euros. A estas partidas hay que sumarle los 250.346 euros que importa el proyecto de restauración de la capilla de San Xoán, cuyas obras comenzaron este mes, y están pendientes las actuaciones referidas a la segunda fase de las cubiertas y la recuperación de las esculturas de la fachada norte.


Instrumentos de piedra.

Uno de los elementos singulares del pórtico del Paraíso son las esculturas de los ancianos que figuran en la arquivolta central. Están tocando instrumentos de la época, 24 en total -aunque algunos de ellos están repetidos-, y de la representación escultórica se sacó el patrón para construir el organistrum hace más de 20 años.