viernes, 10 de enero de 2014

Las otras minas del Rey Salomón.

Un equipo de arqueólogos israelíes encuentran una explotación de cobre de la misma época que el legendario monarca hebreo.
Un equipo de arqueólogos israelíes encuentran una explotación de cobre
de la misma época que el legendario monarca hebreo.
El Rey Salomón es sinónimo de gobierno justo y sabio, pero también es conocido por sus famosas y riquísimas minas de oro. Según cuenta la leyenda, Salomón fue el tercer monarca de Israel. Bajo su mandato y se construyó el primer gran templo de Jerusalén. En agradecimiento a tan magnífica obra Dios le concedió las míticas minas auríferas. Por supuesto, no hay evidencias arqueológicas de dichos yacimientos, ni siquiera está claro la existencia del propio Salomón, pero eso no ha sido óbice para la búsqueda de tan deseado tesoro. Ahora, un grupo de investigadores israelíes han anunciado el descubrimiento de unas minas de la época del legendario rey. Eso sí, de ellas no se extraía el valioso oro, sino cobre.
El equipo dirigido por el arqueólogo Erez Ben-Yosef, de la universidad de Tel Aviv, ha encontrado en el Valle de Timna, en el desierto de Aravah, el importante yacimiento. Este valle era conocido por su abundante cobre, por lo que la localización de estas minas no es ninguna sorpresa. De hecho ya se han encontrado diversos yacimientos en la zona. Sin embargo, hasta ahora se pensaba que su explotación había sido realizada por los antiguos egipcios. La gran novedad de este estudio es que los expertos han logrado establecer con precisión su antigüedad gracias a la datación por radiocarbono practicada en algunos restos y objetos encontrados en el interior de la cavidad. Y resulta que son más modernos de lo que se pensaba. En concreto del siglo X a. C. lo que coinciden con el reinado del legendario Salomón en aquellas tierras si se toman como referencia los relatos bíblicos.
Además, según los objetos recuperados -ropas, telas, y cerámica- han podido establecer que los trabajadores de esas minas pertenecían a la tribu de los edomitas. Otro aspecto importante es la identificación de diversas instalaciones metalúrgicas como hornos de fundición para el cobre. Gracias a estos descubrimientos, el equipo de Ben-Yosef está convencido de poder avanzar mucho más en el conocimiento de la sociedad de la época y en la organización del trabajo en las minas.
"Puesto que los pobladores de este territorio vivían en tiendas de campaña es difícil para los investigadores imaginar que estaban desarrollando funciones en una industria minera y de fundición", explica Ben-Yosef. Y es que los investigadores no esperaban hallar herramientas tan avanzas en esa época y en un lugar tan remoto. En cualquier caso, las búsqueda de las famosas minas de oro deberá continuar.
Vía: El Correo