miércoles, 19 de febrero de 2014

Encuentran la evidencia más clara de que los humanos cazaban mamuts.


En las imágenes se observa una vértebra de mamut, encontrada en Siberia, que presenta un agujero que, según los científicos forenses rusos, fue hecho por una lanza hace 13.470 años.

Los especialistas creen que el mamut lanudo estaba atrapado en un pantano de barro cuando los cazadores humanos le lanzaron un proyectil con mucha fuerza. La punta dentada de la lanza atravesó la piel y la carne gruesa del animal y penetró su hueso a una profundidad de 23,5 mm. El agujero, con forma de cono, aún conserva fragmentos de lascas de cuarcita en su interior.

La zona pantanosa de Lugovskoe era, al parecer, una trampa mortal para los animales que por allí pastaban. De hecho, miles de huesos de mamíferos, pertenecientes principalmente a mamuts, han sido desenterrados allí desde la década de 1990. El "cementerio de mamuts" pudo haber proporcionado muchas presas fáciles a los seres humanos antiguos de esta región, ya que se ha localizado una hoguera de 13.270 años de edad que pudo ser alimentada con la grasa de los huesos de mamut y con carbón vegetal.