sábado, 15 de febrero de 2014

Hallan en México un inusual entierro prehispánico de un grupo de perros (ver vídeo).

Durante una excavación bajo un edificio en la Ciudad de México, un equipo de arqueólogos ha descubierto un entierro en grupo de 12 perros prehispánicos, considerados un símbolo religioso en la civilización azteca.

Hallan en México un inusual entierro prehispánico de un grupo de perros.
Aunque ya se habían descubierto restos de perros en tumbas, donde cumplían para los aztecas la función de guía del alma al inframundo, o junto a un templo, como si fueran una especie de guardianes, el Instituto Nacional de Antropología e Historia de México (INAH) describe el nuevo hallazgo de "insólito", ya que es la primera vez que se descubre un entierro exclusivamente de canes.

"Entierros de perros se han encontrado en otros contextos arqueológicos, pero en este caso no está asociado a un enterramiento humano o a construcción alguna", explica Rocío Morales Sánchez, arqueóloga que participó en la exploración.

Según explica la experta, este hallazgo es muy particular, debido a que todavía no han encontrado vínculos entre el entierro de estos animales prehispánicos con una edificación o con un difunto.

Los restos, que fueron enterrados al mismo tiempo, fueron localizados durante tareas de salvamento arqueológico en un pozo a una profundidad de entre 1,30 y 1,70 metros que fue excavado hace más de 500 años. Los especialistas indicaron que en el mismo lugar se encontraron además materiales de desecho (restos cerámicos, herramientas líticas o instrumentos de hueso humano) que datan de entre los años 1.350 y 1.520 d.C., en el apogeo de la civilización azteca.


Vía: RT