lunes, 17 de febrero de 2014

Presentados los resultados de la última campaña de excavaciones en la Cueva Pintada de Gáldar.

Presentados los resultados de la última campaña de excavaciones en la Cueva Pintada de Gáldar.
El Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada, gestionado en Gáldar por el Cabildo de Gran Canaria, no deja de sorprender a los investigadores. Una reciente excavación, cuyos resultados han sido presentados este viernes ha dejado al descubierto una estructura (la denominada 53) que nada tiene que ver con lo que esperaban encontrar los arqueólogos al inicio de la campaña.

Así, en lugar de una casa cruciforme similar al resto de las existentes en el yacimiento, se ha hallado una estructura excavada en la toba con cuatro pequeñas cuevas. Las primeras interpretaciones apuntan a que podría tratarse de una antigua zona de almacenamiento, la primera de este tipo documentada en el Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada.

Además, han aparecido abundantes y diversos materiales. Destacan elementos prehispánicos (cerámicas, fragmentos de pintadera, útiles de piedra y hueso, restos óseos…) y coloniales (monedas portuguesas, cerámicas vidriadas, piezas de hierro y bronce…), pero la joya de la campaña ha sido una cerámica completa que, al parecer, tendría origen portugués y cuya antigüedad se remontaría a finales del siglo XV o a principios del XVI.

Durante la presentación también se ha hecho público el nombramiento de la nueva directora del centro, su hasta ahora conservadora Carmen Gloria Rodríguez Santana. Rodríguez sustituirá al frente del Museo y Parque Arqueológico a José Ignacio Sáenz, que cesa voluntariamente para centrarse en su labor como investigador.

La campaña cuyos resultados se han dado hoy a conocer ha supuesto retomar, más de una década después, el Plan de Excavaciones Arqueológicas de la Cueva Pintada, interrumpido en el año 2002. Hay que recordar que los orígenes del Parque Arqueológico se remontan a 1982, con un programa de investigaciones arqueológicas y de conservación de la cueva que da nombre al complejo.

Las recientes excavaciones han incorporado nuevas técnicas de documentación arqueológica como la fotogrametría y la micromorfología y exigido un gran esfuerzo de gestión, ya que se realizaron dentro de un museo abierto al público.

Sin embargo, no sólo no se interrumpieron las visitas durante la realización de los trabajos, sino que éstos se incorporaron desde un primer momento al discurso museológico, con visitas guiadas en el marco del programa ‘Patrimonio Abierto’, organizado por el Cabildo para la difusión de los bienes culturales con que cuenta Gran Canaria, y, en particular, en aquellos en los que desarrolla tareas de conservación y restauración, y, más recientemente, ‘Cueva pintada: de la excavación a la vitrina’, un recorrido destinado al público escolar y en el que la excavación sirve de excusa para acercar a los pequeños al apasionante mundo de la Arqueología.