domingo, 23 de febrero de 2014

Sale a la venta la fábrica donde Oskar Schindler salvó a 1200 judíos del holocausto nazi.

Sale a la venta la fábrica donde Oskar Schindler salvó a 1200 judíos del holocausto nazi.
En 1944, Oskar Schindler decidió trasladar su fábrica de la Deutsche Emailwarenfabrik (DEF) desde Cracovia a la pequeña localidad checa de Brnenec. El ejército rojo avanzaba por Polonia y el industrial, espía y miembro del servicio secreto nazi temía que los soviéticos le ajusticiasen, aun a pesar de haber salvado del exterminio a los 1200 trabajadores judíos de su fábrica.

En Brnenec la factoría de armamento de Schindler funcionó durante 7 meses, pero su producción fue muy deficiente, sobre todo debido a los sutiles sabotajes programados en la fabricación de los cañones de 88 mm y 75 mm. Además, el empresario acabó en la ruina después de dilapidar enormes cantidades de dinero en sobornos para mantener a salvo a sus trabajadores judíos de la deportación y posterior exterminio.

Finalmente, los integrantes de la famosa ‘lista de Schindler’ fueron liberados el 10 de mayo de 1945 por el ejército rojo. El industrial alemán huyó a Estados Unidos y luego a Argentina antes de que el gobierno de Israel reconociese su heroica hazaña.

Aquel edificio, que sirvió de escondite para cientos de judíos, está hoy en ruinas y la localidad de Brnenec ha decidido sacarlo a la venta para que un inversor pueda hacerse con él, rehabilitarlo y, por qué no, convertirlo en un museo del holocausto. El precio, dos millones de euros.

Vía: Idealista