miércoles, 12 de febrero de 2014

Un yacimiento en Canadá podría explicar la explosión de vida animal del Cámbrico.

Un yacimiento en Canadá podría explicar la explosión de vida animal del Cámbrico.
Un equipo internacional de científicos han encontrado en el Parque Nacional Kootenay (Canadá) un yacimiento que podría explicar la explosión repentina de vida animal que surgió durante el periodo Cámbrico.

Los expertos han destacado que se encuentra a sólo 42 kilómetros del Parque Nacional de Yoho, donde está el hogar de los primeros animales del planeta, incluyendo algunos de los humanos primitivos, por eso han denominado a este hallazgo como una "secuela épica" de la investigación.

Hace cien años que se descubrió el yacimiento de Burgess Shale en el Parque Nacional de Yoho. Sus 505 millones de años de edad lo han convertido en uno de los lugares "más importantes del mundo" para la arqueología, con descubrimientos en su territorio como 'Pikaia', el vertebrado más primitivo conocido y, por lo tanto, el ancestro de todos los vertebrados. La cercanía de este asentamiento con el nuevo hallado, hace pensar a los científicos que este logro será "de igual o más importancia" que el de Yoho.

Los autores del trabajo, que ha sido publicado en 'Nature Communications', creen que la zona y sus fósiles extraordinarios profundizarán "en gran medida en la comprensión de la evolución animal temprana". "La velocidad que llevamos en la búsqueda de animales en este territorio es asombroso y hay una alta probabilidad encontrar especies aquí que en cualquier otro sitio del planeta", ha indicado uno de los responsables, Jean-Bernard Caron.

Según han explicado los expertos, se podía intuir la existencia de un yacimiento cerca de Burgess Shale. Otro de los autores, Robert Gaines, ha indicado que "existía el presentimiento de que si la investigación seguía la topografía de la montaña, aparecerían rocas adecuadas y podría haber suerte". A pesar de ello, ha señalado que "ni en los sueños más ilusionantes se creía que localizarían un yacimiento de estas características".

A su juicio, Burgess Shale es "un gran relato en todas las formas imaginables" y el nuevo asentamiento en kootenay es "un nuevo capítulo con el que mantener la historia".

En esta zona de Canadá llevan más de 100 años de investigación en las que se han realizado alrededor de 200 descubrimientos de especies de animales. Los científicos han apuntado que algunas especies que se encuentran en el nuevo hallazgo en Kootenay se encuentran también en los famosos yacimientos de fósiles de Chengjiang de China, que se han fechado en 10 millones de años antes.

El nuevo yacimiento de fósiles está protegido por Parques de Canadá y su localización exacta es confidencial para proteger su integridad, aunque no se ha descartado que, en un futuro, pueda recibir la visita de turistas e interesados.