domingo, 9 de febrero de 2014

Un yacimiento sin protección y que se rompe por el olvido.

Un fuerte oleaje en mayo del año pasado dejó a la vista las huellas humanas más antiguas encontradas fuera de África. El mismo oleaje destruyó aquellos restos poco después.
Imagen de las que pueden ser las huellas humanas más antiguas de Europa / Happisburgh Project
Hace 800.000 años, un grupo de personas dejó sus huellas en lo que hoy es la costa de Gran Bretaña. Aquellos humanos pertenecían, posiblemente, a la misma especie que fue hallada en los yacimientos de Atapuerca, elHomo antecessor. Según cuenta la BBC, en mayo del año pasado, el fuerte oleaje que golpeó las costas de Happisburgh erosionó la playa y dejó a la vista las pisadas humanas más antiguas encontradas fuera de África. Curiosamente, la misma mar brava que desveló aquel tesoro, lo destruyó poco después. Los investigadores, desafiando al temporal, fueron capaces de capturar en vídeo aquel milagro efímero y lo mostrarán en una exposición en Londres a finales de este mes.
Las huellas han sido descritas como “uno de los descubrimientos más importantes, si no el más importante, realizado en las costas de Gran Bretaña”, según ha comentado el investigador del Museo Británico Nick Ashton. El hallazgo “reescribirá nuestra forma de entender las primeras poblaciones humanas de Gran Bretaña y de Europa”, ha añadido.
Los investigadores, que publican su hallazgo en la revista PLoS ONE, hicieron un escáner en tres dimensiones de las huellas, y el análisis de esas reconstrucciones permitió comprobar que, efectivamente, las huellas pertenecían a humanos, posiblemente, un hombre adulto, alguna mujer y varios niños. Isabelle De Groote, la investigadora de la Universidad John Moores de Liverpool que realizó el análisis, llegó a determinar que el mayor de todos calzaba un 42. Las huellas han sido descritas como “uno de los descubrimientos más importantes, si no el más importante, realizado en las costas de Gran Bretaña”, según ha comentado el investigador del Museo Británico Nick Ashton. El hallazgo “reescribirá nuestra forma de entender las primeras poblaciones humanas de Gran Bretaña y de Europa”, ha añadido.
Aunque aún no está claro quiénes eran estos humanos, los investigadores sugieren que podría tratarse de Homo antecessor, una especie humana cuyos fósiles se han encontrado en los yacimientos burgaleses de Atapuerca. Pese a que no se han encontrado aún restos de estos humanos en Happisburgh, en 2010 ya se encontraron herramientas que  habrían sido empleadas por los antecessor. Las huellas que se presentan ahora son un indicio más de que la especie humana que ya vivía en la Península Ibérica hace más de un millón de años, llegó a las islas británicas a través de una franja de tierra que en aquel tiempo las unía con el continente europeo.
Vía: Es Materia