domingo, 9 de marzo de 2014

La restauración de Pompeya contará con más financiación europea.

Un obrero camina en la Casa dei Dioscuri durante las obras de restauración de Pompeya.
La Comisión Europea (CE) anunció que aumentará el porcentaje de cofinanciación de las obras de restauración de las ruinas de Pompeya, en el sur de Italia, que pasará de 42 a 74 millones de euros.

La participación de la UE en la financiación del proyecto aumentará del 40 al 75 %, y el resto correrá a cargo de Italia, indicaron fuentes comunitarias. El aumento de fondos anunciado no implicará un incremento del presupuesto destinado al proyecto de restauración del yacimiento arqueológico, que asciende a 105 millones de euros, precisaron las fuentes. El cambio forma parte de “un ejercicio más amplio de reprogramación de proyectos en Italia, que se está llevando a cabo en la actualidad”.
De esa manera, la CE “ha movido dinero de proyectos del Programa Cultural que funcionan menos bien o sumas que no habían sido asignadas”. La aportación de la UE al proyecto se financia con cargo al Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER). La CE y el Gobierno italiano iniciaron en febrero de 2013 los trabajos de restauración de Pompeya, para consolidar las estructuras del yacimiento arqueológico, empezando por las áreas calificadas de alto riesgo.
Protección contra la delincuencia organizada:
El proyecto incluye la construcción de una canalización y un sistema de drenaje. Además, prevé medidas para proteger el yacimiento de la delincuencia organizada que actúa en la zona, como el establecimiento de un prefecto del Ministerio del Interior para supervisar la seguridad y los aspectos legales del proyecto.
El yacimiento de Pompeya recibe 2,3 millones de visitantes anuales, aunque la CE espera que este número se incremente al menos en 300.000 personas una vez concluya la restauración en 2017. El Ministerio de Cultura y Turismo de Italia, por su parte, desbloqueó dos millones de euros del fondo “Gran Proyecto Pompeya”, cofinanciado por la Unión Europea, para hacer frente al deterioro del mayor yacimiento arqueológico de Italia, que el pasado fin de semana sufrió tres desprendimientos. Los dos millones de euros forman parte del presupuesto de 105 millones de euros con el que la Superintendencia de Bienes Arqueológicos de Nápoles y Pompeya cuenta durante el bienio 2012-2014 para la manutención de los yacimientos napolitanos de Pompeya, Herculano y Stabia.