domingo, 6 de abril de 2014

Aplicaciones que sirven para difundir el arte.

Varios museos alrededor del mundo guían sus visitas y difunden sus actividades a través de estas plataformas.

"Arte Live Web" es una de las app más reconocidas. Pertenece una cadena de televisión europea y
sirve para encontrar música actual o clásica, baile, teatro y hasta marionetas.
Algunas aplicaciones son las oficiales de las entidades artísticas y en otros casos los fanáticos crean apps para comunidades específicas, en donde comparten sus obras y hasta se enseña y se ofrecen herramientas que permite a artistas aficionados crear sus obras, o diseñar cuadros mediante el uso de los teléfonos móviles o tabletas.

Dentro de las aplicaciones más populares en las tiendas virtuales de Android o Apple están:

Arte Live Web: es una de las más reconocidas, pertenece al canal de televisión europeo del mismo nombre y es su plataforma de difusión para dispositivos móviles. Aquí se encuentran música actual y música clásica, baile, teatro y hasta marionetas.

En otros casos las aplicaciones ayudan a localizar los lugares en donde se exhiben obras de arte, como en el caso de Géolocalise Cinemacity dans Paris. Esta aplicación ubica la agenda de cine en la capital de Francia.

La aplicación Art Museum es una especie de profesor de arte particular, pues enseña la diferencia entre Renoir y Rembrandt por ejemplo. La aplicación ofrece un juego para historia del arte utilizando la memoria y los juegos de asociación.

Algunos museos tienen sus propias aplicaciones, que son de gran utilidad cuando no se puede acceder a ellos de manera personal o complementos para cuando se visitan de manera directa.

El museo de Louvre ofrece dos aplicaciones, la primera es Audio Guide en la que puede ser orientado por los especialistas del museo. Con más de 3 horas de grabación, conservadores y conferencistas comparten conocimientos sobre las obras y el palacio del Louvre. La otra aplicación es Musée du Louvre, con la que través de una tableta o teléfono móvil, los usuarios pueden navegar por 100 obras maestras del museo y conocer qué hay detrás de la sonrisa de Mona Lisa así como explorar los apartamentos de Napoleón.

La aplicación MoMA del Museo de Arte Moderno de Nueva York, ofrece información sobre la obra que se está observando, aunque también sirve para planear futuras visitas e incluso realizar una visita virtual con detalles de exposiciones especiales y posibilidad de escuchar comentarios. Esta es una aplicación gratuita.

Otra aplicación recomendada es DailyArt, que entrega una obra de arte al día junto con la historia que se esconde tras ella. Es una aplicación ideal para ver obras con detenimiento. Lo mejor de todo es que también es gratuita.

Art Authority muestra obras de más de 1.000 artistas que van desde el Renacimiento hasta el Romanticismo. Es la oportunidad de sumergirse en imágenes para notar hasta el más mínimo detalle o también permitir que la aplicación realice un paseo por la obra con el llamado efecto Ken Burns, que consiste en acercamientos y movimientos lentos entre obras para darle un carácter más realista a las imágenes.

Otra aplicación interesante es ArtFinder, que expone artistas de todos los tiempos. Es recomendada para descargar imágenes que se quieren tener de fondo de pantalla.

All City Street Art, es un espacio para el arte urbano callejero. Esta aplicación exhibe también expresiones culturales de gente anónima.

Arte es otro aplicativo con varias funciones para grandes y chicos, pues trae divertidas funciones de rompecabezas, y la plataforma de una obra de arte cada día para disfrutar de una creación a profundidad en 24 horas.

Otras aplicaciones que son de utilidad para los amantes del arte son: Gravilux, Antograph, Biophilia y Mira disponibles para Android. Para Apple están Art Circles, Sedition Art, Iphone art y Konfetti entre otras.

Las anteriores son solamente algunas de las aplicaciones que se pueden encontrar en los centros de descarga de los dispositivos móviles. Es muy fácil bajarlas y además la mayoría son gratuitas, aunque tienen el inconveniente del idioma, pues en el caso de los museos las aplicaciones generalmente vienen en la lengua oficial donde están ubicados.

Vía: Semana