domingo, 13 de abril de 2014

Documentan un recinto fortificado de la Edad del Hierro en el monte Larte (Guipúzcoa).

La Fundación Arkeolan ha dirigido la investigación y Gipuzkoa cuenta con otras ocho fortificaciones de estas características.

Los voluntarios sacaron a la superficie un muro circular. Foto: YARZA / DIARIO VASCO
La cima del monte Larte, situado en la localidad guipuzcoana de Gaztelu, albergó un recinto fortificado en la Edad de Hierro, hace unos 2.500 años, según las investigaciones realizadas en el lugar por la Fundación Arkeolan y miembros del Museo romano Oiasso.

Esta fortificación, denominada, Erroizpe-Larte se une así al conjunto de recintos fortificados de la Edad del Hierro de Gipuzkoa, que cuenta con emplazamientos de este tipo en Intxur (Tolosa), Basagain (Anoeta), Buruntza (Andoain), Murumendi (Beasain), Moru (Elgoibar), Murugain (Aretxabaleta), Muñoanundi (Orexa) y Akutu (Begoian-Errezil).

Este centro de investigaciones arqueológicas Arkeolan llevaba tiempo trabajando en el término de Gaztelu con la ayuda de la Diputación de Gipuzkoa con el objetivo de localizar los restos de la fortificación que da nombre al municipio (Castillo).

De esta forma, en 2011, gracias a la utilización de cartografía tipo "Lidar" y ortofotos de la institución foral, los arqueólogos localizaron un emplazamiento "muy peculiar" en la cima del monte Erroizpe y en sus aledaños del Larte.

Al año siguiente realizaron varias catas arqueológicas que descubrieron cimentaciones de muros identificados como obras de fortificación.


Concretamente, en la cima del Larte reconocieron tres anillos circulares de unos diez metros de diámetro y muros de un metro de anchura, en uno de los cuales practicaron una pequeña excavación.

Ya en el otoño de 2013, los expertos analizaron uno de los anillos y descubrieron gran parte de su planta con la colaboración de vecinos de Gaztelu, a los que se sumaron otros de Berastegi y de Tolosa.

También abrieron una cata arqueológica de la que recuperaron sedimentos, cerámica, huesos y restos de carbón que fueron enviados a datar a la Universidad de Uppsala (Suecia) que ahora han puesto de manifiesto una fecha de ocupación del recinto circular de Larte de hace unos 2.500 años.

30 años buscando castellas romanas.

Mertxe Urteaga directora de la fundación Arkeolan y del museo romano Oiasso, dirigió los trabajos junto a la arqueóloga Elena Zangitu y un grupo de vecinos voluntarios. Urteaga lleva 30 años buscando restos de las castellas romanas en Gipuzkoa. 

Pablo Gorosabel en el 'Diccionario Histórico Geográfico de Guipúzcoa' de 1862 menciona los restos de un fuerte, aunque hoy en día está tapado todo por la vegetación. Con la evolución de la tecnología, la Diputación Foral de Gipuzkoa realizó fotografías aéreas por satélite de todo el territorio, además de cartografías con tecnología 3D, que permitieron ver que existían construcciones circulares en la cima de Larte y Erroizpe.