lunes, 21 de abril de 2014

En el año 267 después de Cristo también se amañaban resultados en el deporte.

Algunos futbolistas fueron acusados recientemente de amañar los resultados de sus partidos.
Sin embargo, un documento del año 267 después de Cristo revela que los deportistas de entonces
tampoco eran del todo honestos.
Los científicos de la universidad King's College de Londres han logrado descifrar un documento griego que revela que un combate de lucha que tuvo lugar el año 267 después de Cristo fue amañado, señala el sitio web Live Science.

El contrato fue firmado por dos adolescentes que llegaron a la final de la 138.ª edición de una prestigiosa competición denominada Antinoeia que se celebraba en Egipto. 

Según el acuerdo, el padre de un luchador llamado Nicantinous acordó pagar un soborno a los garantes (probablemente los entrenadores) de Demetrio, el otro luchador. 

El contrato estipulaba que Demetrio se caería tres veces, se rendiría y sería recompensado con "3.800 dracmas de plata".

Una cláusula del documento señalaba incluso que, si los jueces se percataban de que la lucha había sido amañada y se negaran a otorgar la victoria a Nicantinous, Demetrio recibiría igualmente la cantidad de dinero que se había acordado. Sin embargo, si Demetrio ganaba la pelea se vería obligado a pagar tres talentos (unidad de medida monetaria utilizada en la antigüedad) de plata. 

Según el investigador que tradujo el contrato, Dominic Rathbone, Demetrio probablemente provenía de una familia pobre, ya que aceptó una cantidad de dinero que entonces solo era suficiente para comprar un burro. 

Por su parte, Nicantinous dudaba de su capacidad para ganar la final y decidió hacerle la propuesta a su contrincante dado que no había premio alguno para quien quedara en segundo lugar. 

La decisión de crear un contrato por escrito ha desconcertado a los expertos. Y es que, aparentemente, entonces no existían apenas conocimientos legales y si alguna de las personas hubiera rechazado cumplir con su parte del trato hubiera sido imposible llevar el caso a los tribunales.

Vía: RT