lunes, 21 de abril de 2014

Los niños neanderthales pudieron haber jugado con hachas de juguete, según los expertos.

Un niño Neanderthal estudia su reflejo en el agua, en una reproducción
del Museo Neanderthal de Krapina, en Croacia.


Los niños de la Edad de Piedra pudieron haber jugado con hachas de juguete y haber ido a la escuela, según creen los investigadores.

Los arqueólogos han estudiado algunos lugares, de diferentes puntos de Europa, que estuvieron habitados por neandertales, y han recogido muestras de huesos y de artefactos, con los que han reconstruido la imagen de la vida cotidiana en sus comunidades prehistóricas.

Lo curioso es que no se ha encontrado muestras de una vida cavernícola, desagradable, brutal y corta, como se podría pensar, sino que el equipo de investigadores cree que se formaban unos grupos familiares, estrechamente unidos, en los que se educaba a los niños y se asistía a los ancianos y a los discapacitados.

"La reputación de los neandertales está cambiando. En parte, eso se debe a que se ha demostrado que se criaban como nosotros", declaró Penny Spikins, una investigadora de los orígenes humanos en la Universidad de York.

Penny Spikins y sus compañeros han identificado tres sitios diferentes, uno de ellos en Inglaterra, en los que se han encontrado hachas de mano que se usaron como juguetes. Piensan que los niños neandertales también pudieron haber sido educados en el arte de fabricar herramientas. En un yacimiento de Francia y en otro de Bélgica se han localizado piedras que fueron elaboradas hábilmente junto a otras que estaban desconchadas torpemente, como si se tratara se un proceso de aprendizaje de los niños. ¿Se trataba de un lugar de enseñanza de los menores?