martes, 8 de abril de 2014

¿Os apetece una “paleo-cerveza”? Se trata de una bebida artesanal hecha a partir de fósiles.

Jason Osborne y Jasper Akerboom pusieron un fósil de ballena al servicio de las cervezas artesanales.
Foto: John Nance, Scientific American
A pesar de que su venta y consumo están permitidos sólo para algunas personas, la cerveza es una de las bebidas más populares en el mundo entero. Esto hace que existan una gran variedad de marcas y estilos que se ajustan a los gustos (y curiosidad) de los consumidores. Así, a este enorme repertorio se suma ahora una cerveza creada a partir de un fósil de más de 35 millones de años de antigüedad. Sólo era cuestión de tiempo para que esto sucediera y ahora está a punto de volverse realidad.

Con elaboración de la cerveza artesanal en aumento y muchas cervecerías jugueteando con aromas que van desde elecciones un tanto obvias como miel o cítricos, hasta exóticos experimentos como jalapeño, cáñamo e incluso mantequilla de maní, se veía venir que alguien pusiera sus ojos en un fósil de alrededor de 40 millones de años de edad y pensara “¿esto haría una buena cerveza?”. Bueno, llegó el momento de saberlo de primera mano y una compañía cervecera de Virginia, Estados unidos decidió poner manos a la obra.

La cerveza se llamará Bone Dusters Paleo Ale, aunque desde que fue dada a conocer es llamada simplemente como “Paleo Ale” (paleo cerveza). La levadura provienen de la superficie de uno de los fósiles de mamíferos marinos más antiguos descubiertos en el hemisferio occidental: el Eocetus. Por su parte, la idea de la cerveza vino de Jason Osborne, quien codirige Paleo Quest, una organización no lucrativa dedicada a promover la paleontología y la geología, publicó el sitio Popular Science.

De acuerdo con Osborne, una “paleo cerveza” sería un gran gancho para despertar el interés de los no científicos en fósiles. De manera que se preguntó si la ciencia podría colarse de alguna manera en ese territorio inexplorado de la fabricación de cerveza. Así, a sabiendas que la levadura –el organismo responsable de convertir el azúcar en alcohol– está en todas partes, se preguntó si había una cepa desconocida en los fósiles que podrían ser utilizada para la fabricación de esta bebida. Así se dio con la levadura Saccharomyces cerevisiae.

Para probar su hipótesis, Osborne contactó a Jasper Akerboom un científico experto en elaborar cerveza en Lost Rhino Brewing Company. La especialidad de Akerboom es la microbiología, pero en algún momento de su carrera decidió que era más atractivo jugar con recetas de cerveza en un lugar que valora la innovación y la experimentación, a soportar la rutina académica. Cuando Osborne le preguntó si era posible encontrar la levadura en los fósiles que PaleoQuest había desenterrado, Akerboom se puso a trabajar de inmediato e inició el muestreo.

Ahora, Osborne y Akerboom esperan una revelación durante la elaboración de la cerveza, una nueva cepa de levaduras salvajes que sacudirá el núcleo de la industria cervecera y abrirá un nuevo mundo de posibilidades en el rubro de las cervezas artesanales. Por otra parte, lo que descubrieron no resulta ser una nueva especie, sino más bien una nueva subespecie de la Saccharomyces cerevisiae, la levadura conocida por cervecerías en todo el mundo. de modo que están llamando a la nueva variante deSaccharomyces cerevisiae var protocetus después de que el fósil de ballena de la familia protocetidae se limpió.

Vía: Pulsoslp