jueves, 8 de mayo de 2014

Expertos de cuatro países analizarán los yacimientos de la provincia de Zamora en un congreso.

El encuentro sobre Fortificaciones en la Edad del Hierro arranca la próxima semana en el Colegio Universitario con la participación de 150 especialistas.
Yacimiento de Peñas de la Cerca, que será tratado durante el congreso. Foto L. O. Z.
El interés de los jóvenes investigadores por la arqueología no para de crecer. Así lo demuestra el congreso «Fortificaciones en la Edad del Hierro: Control de los recursos y el territorio» que la asociación Zamora Protohistórica celebra la próxima semana en la capital con la participación de 150 científicos de cuatro países. La iniciativa, que recoge el fruto de los exitosos encuentros precedentes, analizará un periodo especialmente representativo para los yacimientos de la comunidad y reserva una sesión a la arqueología de la provincia.
El responsable de Zamora Protohistórica, José Carlos Sastre, explica la elevada participación (dos años atrás ya superaba el centenar) en varias claves. «Hay muchas personas que se están dedicando a este tema, existe un importante interés por la arqueología en Zamora y cada vez son más los investigadores que nos conocen», desgrana. Así se justifica que los congresos que organiza el colectivo zamorano sean los de mayor participación en todo el país. En esta ocasión, además de españoles, acudirán portugueses, franceses e italianos.
Aunque la primera actividad de este tipo que celebró la asociación analizaba las fortificaciones en la Tardoantigüedad, «en esta ocasión, viajamos a un periodo más antiguo, la Edad del Hierro, que es especialmente rico en Zamora». José Carlos Sastre se refiere a varios de los yacimientos arqueológicos de esta época (primeros siglos antes de Cristo) en el territorio zamorano. Entre ellos, el Castro de las Labradas en Arrabalde, Peñas de la Cerca en Rionegrito de Sanabria o los asentamientos de Castrillo de la Guareña, Pino del Oro o Villardiegua de la Ribera.
El congreso internacional arranca el próximo 14 de mayo en el Colegio Universitario y se prolonga hasta el 16. Sin embargo, los estudios referidos a la provincia tendrán lugar el jueves por la tarde en el Museo de Zamora, «los asistentes podrán observar los restos arqueológicos».
En cuanto a la financiación de la actividad, Zamora Protohistórica recurre de nuevo a «nuestros propios medios». «Hemos eliminado los aspectos más superfluos para centrarnos en lo esencial y reducir gastos», explica Sastre. El congreso se financiará con las cuotas aportadas por los participantes, «muy reducidas». Así, los autores de las presentaciones aportarán 20 euros y los asistentes abonarán diez, aunque «habrá reducciones para las personas que se encuentren en el paro y lo acrediten».
La nómina de participantes es realmente elevada, una circunstancia que obligará a los organizadores a ordenar y limitar los tiempos para que todas las aportaciones sean escuchadas. El objeto de estudio, como en citas anteriores, no se restringirá a la provincia o la comunidad. Las investigaciones tratarán yacimientos de la península y también de otros territorios.