viernes, 30 de mayo de 2014

Historia de las fotografías interminables.

Fotografía familiar del siglo XIX.
En las primeras fotografías, las personas tenían que estar quietas hasta 15 minutos para que no salieran movidas. Los fotógrafos de mediados del siglo XIX disponían de unos bastidores especiales para que la gente apoyara la cabeza.