miércoles, 21 de mayo de 2014

La paleontóloga Mary Anning busca sus fósiles en Google.

El famoso buscador rinde homenaje a la paleontóloga en el 215 aniversario de su nacimiento a través de un nuevo «doodle».

La paleontóloga Mary Anning busca sus fósiles en Google.
Si hace apenas cinco días Google convertía las letras de su logo en la curva geométrica de la Bruja de Agnesi, fijándose en la prestigiosa matemática con publicación más antigua que se conserva, hoy vuelve a sorprender con un nuevo «doodle» que homenajea a otra gran mujer. Esta vez, el famoso buscador rescata del olvido a la paleontóloga británica Mary Anning, que contribuyó de manera esencial a conocer como fue el estilo de vida prehistórico en la Tierra.

Fue a principios del siglo XIX cuando Anning empezó una carrera fulgurante marcada por la importancia de sus hallazgos, pero también por las restricciones de género que imperaban en aquella época. La Sociedad Geológica de Londres no aceptaba mujeres y tampoco permitía que asistieran a las reuniones que organizaban.

Anning recogía fósiles con su padre y su hermano Joseph para venderlos y cuando su padre murió, la venta de fósiles se convirtió en la única fuente de ingresos de la familia. En 1811 y con solo 12 años encontró el primer fósil de un ictiosaurio en las playas de Lyme Regis, Inglaterra, y aseguró su lugar en la historia como una de los precursores de la Paleontología.

Después llegarían dos esqueletos de plesiosauros, el primer esqueleto de pterosaurio encontrado fuera de Alemania y algunos fósiles de peces importantes. Los turistas acudían a Lyme a comprar fósiles, pero también a conocerla. Harriet Silvester la visitó el 17 de septiembre de 1824 y anotó en su diario: «Lo extraordinario de esta joven mujer es que ella se ha familiarizado tanto con la ciencia que en el momento en que encuentra los huesos conoce a qué familia pertenecen. Ella arregla los huesos en un marco con cemento y luego hace los dibujos y los grabados (...) ella entiende más que nadie en este reino».

Su obra fue fundamental en los cambios que ocurrieron a principios del siglo XIX en las ideas científicas sobre la vida prehistórica y la historia de la Tierra.

Hoy sus fósiles pueden ser contemplados en la Galería de Paleontología del Museo de Historia Natural de Parísy en su homónimo en Londres. Conocida como la madre de la Paleontología, Mary Anning fue nombrada Miembro de la Sociedad Geológica un poco antes de morir, hecho inusual para una mujer en aquellos tiempos.

Mary nunca se casó. Su perro era su única compañía y con él recorría la playa y los acantilados de roca jurásica tanto si hacía sol como si llovía. Así aparece en el nuevo «doodle», descubriendo fósiles que dibujan el logotipo de Google. Murió con 47 años de cáncer de mama.

Vía: ABC