domingo, 29 de junio de 2014

Primer descubrimiento de pinturas murales en Pachacamac desde 1938.

Un equipo de arqueólogos belgas ha descubierto un templo decorado con pinturas murales en Pachacamac. Según los estudiosos, el lugar habría sido abandonado en la primera mitad del siglo XVI.
Pinturas murales en Pachacamac. FOTO: Ministerio de Cultura de Perú.
Pinturas murales polícromas acaban de ser descubiertas en el sitio de Pachacamac, en la costa central del Perú, por el equipo del Proyecto Ychsma, del Centro de Investigación en Arqueología y Patrimonio de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Libre de Bruselas. El equipo ha sido liderado por Peter Eeckhout y Milton Luján Dávila.

Eeckhout, director de este Proyecto de Investigación Arqueológica –aprobado por la Dirección General de Patrimonio Arqueológico Inmueble del Ministerio de Cultura, el 28 febrero del presente año– informó que en esta temporada 2014 se ha excavado un área de 300 metros cuadrados, en la cual se ha encontrado una estructura con muros decorados con pinturas murales que podría ser un templo en vista del patrón ceremonial que presenta, ya que se han hallado una gran cantidad de ofrendas preciosas que yacían sobre el suelo de las habitaciones y de los pasadizos del santuario.

Estas incluyen objetos y materiales muy diversos procedentes de diferentes regiones de los Andes, como ornamentos en plumas de papagayo y semillas de la Amazonía, piedras negras de la sierra escogidas por sus formas particulares, conchas en estado natural o talladas procedentes de Ecuador, copas trabajadas incrustadas de nácar de estilo de la costa norte, metales, cerámica inca, entre otros.

Resaltan dos copas ceremoniales con incrustación de spondylus y base de madera con pequeñas incrustaciones de nácar; asimismo, una vasija de color negro con aplicaciones de felinos de influencia Chimú. De la misma manera, sobresalen cuatro fragmentos de una pieza textil con diseños e iconografía correspondiente a la zona norte, realizados mediante la técnica de decoración pintada y distribuidos en forma de damero; además, una pieza textil en colores turquesa y amarillo, con decoración de plumas también en disposición de damero.

Según los arqueólogos, esto sería un testimonio de que el sitio era un lugar de peregrinaje de larga distancia bajo el Imperio Inca. Podría tratarse de una ofrenda masiva hecha con ocasión del abandono ritual del templo, después de la conquista española en 1533. “En efecto –subraya el Prof. Peter Eeckhout–, algunas perlas de vidrio de estilo colonial estaban mezcladas con las ofrendas”. Varias tumbas y cámaras funerarias también han sido excavadas. “Algunos entierros son desviantes y otros pertenecen a la élite. Sería muy interesante estudiarlos y compararlos con aquellos descubiertos por el Proyecto Ychsma durante las campañas precedentes”, agregó Lawrence Owens, antropólogo del equipo.

Kusi Colonna-Preti, responsable de conservación del equipo, precisó que “solo algunos motivos han podido ser identificados. Las pinturas de color rojo, amarillo, negro, blanco, azul y verde a veces han sido aplicadas en varias capas, pero los terremotos han debilitado considerablemente la estabilidad de las estructuras. Hemos intervenido inmediatamente para su registro y conservación, en acuerdo con el Ministerio de Cultura del Perú y el Museo de Sitio de Pachacamac”.

Asimismo, explicó que desde que se inició la temporada vienen trabajando en la conservación de todos los objetos que han ido apareciendo producto de las excavaciones, en su limpieza mecánica y en su desalinización, según sea el caso, para su estabilización.

Además, informó que se han encontrado doce individuos y que actualmente se está realizando el estudio bioantropológico y los estudios genéticos para averiguar el origen y la filiación, entre otros datos.

Finalmente, Rommel Ángeles, supervisor del Ministerio de Cultura, informó que estos hallazgos serán muy importantes para las investigaciones en la zona arqueológica de Pachacamac y permitirá conocer una estructura distinta de los demás edificios existentes en el lugar, como el Templo Pintado. Pachacamac ha sido nominado para formar parte del Patrimonio Mundial de la UNESCO.

El Proyecto Ychsma recibe apoyo del Centro de Investigación en Arqueología y Patrimonio de la ULB, de la Fundación ULB y del Fondo Nacional de Investigación Científica.


Vía: Dicyt