miércoles, 18 de junio de 2014

Volver a enterrar a Ricardo III costará tres millones de euros.

El féretro con los restos del monarca inglés, encontrados hace dos años bajo un aparcamiento, será construido por un descendiente.

Imagen de archivo del esqueleto de Ricardo III, hallado bajo un aparcamiento.
La catedral de Leicester (Inglaterra) ha revelado detalles de la tumba donde descansarán, a partir del próximo año, los restos del rey Ricardo III (1452-1485) de Inglaterra, cuyo féretro será construido por un descendiente.

Los restos del monarca inglés fueron hallados en 2012 en un aparcamiento de Leicester y el año pasado expertos de la universidad de esa ciudad confirmaron que correspondían al último soberano de la Casa de York.

Tras una disputa entre los ayuntamientos de Leicester y de York por acoger la tumba del rey, el Tribunal Superior de Londres falló recientemente a favor de que los restos queden en Leicester.

El deán de la catedral, David Monteith, ha asegurado que el proyecto para volver a enterrar al monarca costará 2,5 millones de libras (tres millones de euros) y la tumba será construida con piedra de York. Además, la tumba llevará una cruz montada también en piedra con el nombre y el escudo de armas del rey medieval, uno de los más conocidos de la historia británica por su descripción de villano en la obra de Shakespeare «Ricardo III».

Monteith dijo que se ha buscado construir una tumba no de estilo medieval sino que refleje el tiempo actual, pues se trata de volver a enterrar al monarca en el siglo XXI. El féretro estará a cargo del ebanista Michael Ibsen, un descendiente directo de la hermana de Ricardo III, Anne, según el deán, y destacó la responsabilidad de la catedral por llevar a cabo los preparativos para el entierro el año próximo.

Ricardo III murió en la batalla de Bosworth Field (1585) durante la Guerra de las Dos Rosas (1455-1485) entre partidarios de la Casa de Lancaster y de la Casa de York. Su muerte a los 32 años condujo al comienzo de la dinastía Tudor con Enrique VII.

Ricardo III, duque de Gloucester y último rey de la Casa de York, es un personaje legendario, fuente de inspiración de la literatura inglesa, que lo ha retratado como un hombre jorobado, ambicioso, cruel y sin escrúpulos.

La universidad de Leicester también tiene previsto secuenciar su ADN para obtener información sobre el color del pelo y los ojos, así como sus enfermedades.

Vía: ABC