viernes, 25 de julio de 2014

Arqueólogos descubren un nuevo edificio en la Bastida de les Alcusses.

Arqueólogos descubren un nuevo edificio en la Bastida de les Alcusses.
Un equipo de 15 arqueólogos dirigido por Helena Bonet y Jaime Vives Ferrándiz ha finalizado la campaña de la Diputación en 'La Bastida de les Alcusses' de Moixent y ha descubierto un nuevo edificio, según ha informado la corporación provincial en un comunicado.

La Diputación de Valencia ha explicado que La Bastida tiene una historia "compleja" en la que se diferencian con claridad cuatro fases distintas de ocupación o habitación. Desde hace casi 25 años, el SIP desarrolla un proyecto de puesta en valor de la Bastida en colaboración con la Generalitat Valenciana y el Ayuntamiento de Moixent.

Las dimensiones del nuevo edificio descubierto en esta campaña aún no se pueden calcular porque sólo se ha sacado a la luz una fachada, un muro, "pero ya desvela una arquitectura especial, en la que se hay una escalera y decoraciones arquitectónicas con barro trabajado, enlucidas y encaladas --pintadas de blanco--". "Lo que es no lo sabemos, pero sí lo que no es. No es una casa o vivienda al uso, como las que ya se conocen. No hay nada igual en toda La Bastida, ni en los poblados coetáneos de la zona", ha explicado el arqueólogo.

Jaime Vives ha comentado que aún falta investigar y comparar con más zonas, excavar más, para poder responder a los grandes interrogantes que ha abierto el descubrimiento de la singular construcción que presenta una planta inusual de lados redondeados.

Según ha explicado el codirector de la excavación, Jaime Vives, "después de tres años de excavación y estudio de las fases de habitación podemos aseverar que hay cuatro amortizaciones --o reformas-- de estructuras y es posible que también hayan sido habitadas por gentes distintas, sobre todo en las etapas anterior y posterior al gran incendio que arrasó y destruyó el poblado".

Además, ha insistido en que los últimos hallazgos "no cambian" la cronología o fechas de ocupación con las que se estaba trabajando, desde finales del siglo V a. C. hasta mediados del IV a. C, sino que lo nuevo en esa franja temporal es "que hay más historia, hay más cosas que han pasado en un mismo poblado. Lo relevante es la certeza de que ha habido cuatro grandes estructuras urbanas sucesivas".

Un edificio singular.

El poblado de Les Alcusses, fundado por los íberos en la cima de la montaña, tiene una extensión de cuatro hectáreas, de las que ya han sido excavadas aproximadamente un tercio, y fue protegido por sus moradores por una muralla con cuatro puertas y tres torres.

Desde hace tres años, los trabajos de excavación se centran en las inmediaciones del Puerta Oeste, donde, además de detectar las fases de habitación, también han hallado un edificio singular, muy próximo al gran horno culinario descubierto el año pasado, aunque con cronología distinta.

Además, tras tres semanas de excavación, lo próximo es procesar toda la información, todas las piezas y hallazgos obtenidos. "Nos llevará meses estudiar todo el material y plantear una estrategia de excavación para ver el edificio en su totalidad y qué tiene realmente"ha señalado.

Casi todas las piezas halladas en la zona excavada son objetos cerámicos --tinajas, platos, ollas--, muchos de ellos con productos alimenticios entre los que abundan los higos. Asimismo, ha explicado que también han encontrado algunos objetos de metal --de plomo o bronce-- como algunas fíbulas --imperdibles para sujetar la ropa-- o pequeños punzones, pero en todo caso "son objetos muy fragmentados", ha apuntado Vives.