jueves, 3 de julio de 2014

Chichén Itzá oculta seis fenómenos que nadie conoce.

Señala especialista en Astronomía que hay pocos avances en la investigación, ya que el INAH no otorga permisos para investigaciones nocturnas.

El fenómeno nocturno del descenso de Kukulcán ocurre en la madrugada de solsticios y equinoccios. (SIPSE)
El especialista en Astronomía y académico del Instituto Tecnológico de Mérida (ITM), Eddie Salazar Gamboa, aseguró que la pirámide de El Castillo en Chichén Itzá oculta seisfenómenos que no han sido completamente estudiados porque faltan permisos para poder ahondar en el estudio y escrutinio de los mismos.
“Esos secretos están relacionados con fenómenos astronómicos, de sombras e iluminaciones que tienen que ver con las posiciones de los planetas y astros en torno a esa pirámide, considerada una de las Siete Maravillas del Mundo Moderno”, precisó. 

No hay permiso del INAH.
Según el investigador, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) no ha permitido el ingreso a investigadores, principalmente por la noche, debido a que se requiere un grupo de trabajo superior a 200 personas y debido a la oscuridad es difícil controlar y supervisar al personal que ingrese.
“El Castillo de Chichén Itzá guarda más secretos. Hay fenómenos que no he podido dar a conocer porque no hay acceso a realizar los estudios. Considero que hay al menos seis más que no se conocen”, recalcó el académico.
“Simplemente se ha negado la autorización para realizar los estudios, principalmente en la noche. Estimo que es por miedo a no poder controlar al grupo de investigadores y colaboradores, que trabajarán a altas horas de la noche”, indicó.
“Hoy día podemos asegurar se conoce la presencia de seis fenómenos en torno a El Castillo, en un área llamada ‘Reloj Astronómico’ toda vez que la estructura milenaria del pueblo maya refleja eventualidades consideradas completamente simétricas y armónicas”, manifestó.
Agregó que los equinoccios de luna son poco difundidos y promovidos para su conocimiento.
Eddie Salazar Gamboa es descubridor del fenómeno nocturno del descenso del Kukulcán que acontece en las madrugadas de los solsticios y equinoccios y que se identifican con la manifestación femenina de esta deidad.
El investigador comentó que un grupo de 47 observadores lleva más de 22 años estudiando los fenómenos astronómicos principalmente ligados a la pirámide de Chichén Itzá. 

Equinoccio de primavera.
Al atardecer de los equinoccios de primavera y otoño, se observa en la escalinata NNE de la pirámide de Kukulcán una proyección solar serpentina, consistente en siete triángulos isósceles de luz invertidos, como resultado de la sombra que proyectan las nueve plataformas de ese edificio durante el ocaso. 
Conforme avanza el tiempo parece descender del templo una serpiente y el último reducto de luz se proyecta en la cabeza de la serpiente emplumada que se encuentra en la base de la escalinata. 
Este fenómeno ocurre en marzo y septiembre, y puede observarse aproximadamente durante un período de cinco días en las fechas más próximas a los equinoccios, la duración del efecto comienza aproximadamente 3 horas antes del ocaso, al principio de estas horas se puede ver en la balaustrada una forma de luz ondulada que poco a poco se va cerrando para formar 7 triángulos isósceles, los cuales solo pueden verse durante unos 10 minutos, después comienzan a desaparecer paulatinamente.

Patrimonio de la Humanidad.

En 1988, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), declaró a la ciudad como Patrimonio de la Humanidad.
Casi 20 años después, el cineasta suizo Bernard Weber convocó por medio de la New Open World Corporation una elección global (esto es, basada en internet y en la que teóricamente cualquiera con acceso a la red podía votar) para elegir a las Nuevas maravillas del mundo, resultando electo el templo de Kukulkán desde el 7 de julio de 2007 como una de las 'Nuevas 7 maravillas del mundo contemporáneo'. 
Cabe mencionar que fue esta estructura y no el sitio arqueológico en su totalidad la que resultó ganadora.
Vía: Sipse