jueves, 17 de julio de 2014

Científicos internacionales en busca de Gondwana, el gran supercontinente.

Científicos internacionales rastrean en Cabañeros el supercontinente Gondwana.
Científicos de diferentes países del mundo se dieron cita este miércoles en el Parque Nacional de Cabañeros para profundizar en el conocimiento de Gondwana, un antiguo continente del que el parque nacional recoge muestras significativas que forman parte del patrimonio geológico internacional.

Medio centenar de geólogos, de los 170 que estos días participa en un encuentro internacional en el congreso 'Gondwana 15', han visitado hoy Cabañeros para recorrer tres geositios de interés internacional enclavados en la conocida ruta del Boquerón del Estena.

El científico del Instituto Geológico Minero del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Juan Carlos Gutiérrez Marco, explicó a Lanza que este encuentro, que por primera vez se celebra en España y en Europa, reúne a los mejores especialistas mundiales que estudian el supercontinente Gondwana, que fue uno de los continentes más longevos de la historia del planeta, tras formarse en los albores de la era Paleozoica, hace 560 millones de años, y que persistió hasta su desmembramiento en fragmentos continentales más pequeños, hace 245 millones de años. 
Gondwana, recordó el profesor Gutiérrez, unió en un solo continente lo que hoy son América del Sur, África, India, Australia, Nueva Zelanda, Antártida y la península Ibérica. 

Imagen de algunos de los científicos internacionales que rastrean en Cabañeros el supercontinente Gondwana.
Testigo inmutable de ese continente, dijo, "son las formación geológica conocida como las cuarcitas armoricanas del Ordovícico, potentes capas de lo que en su día fueron arenas de playa de este supercontinente, y que hoy se pueden ver en muchos puntos de España de norte a sur, como por ejemplo en Cabañeros".

Gutiérrez Marco ha señalado que los investigadores de la Unión Internacional de Ciencias Geológicas (IUGS) que han visitado el Cabañeros y Navas de Estena han tenido la oportunidad de conocer la estratigrafía y paleontología de esta zona central de la península ibérica que recuerda otros lugares de Gondwana de sudeste de Europa, norte de África y Oriente Medio. 

En esta sucesión del Ordovícico Inferior, que se extiende por el río Estena, se puede ver la discordancia toledana por encima de las rocas del Cámbrico inferior, además de encontrar otros elementos, como las galerías fosilizadas de grandes dimensiones excavadas por un gigante gusano marino que habitó en la Tierra hace 472 millones de años, o los restos de una gran cruciana, en la que está una gran congregación de trilobites.