miércoles, 16 de julio de 2014

Descubren en el Tossal de La Cala pavimento cerámico con 2.000 años de antigüedad.

Descubren en el Tossal de La Cala pavimento cerámico con 2.000 años de antigüedad.
La segunda campaña de excavaciones en el Tossal de La Cala se va a cerrar con el descubrimiento de un pequeño resto de pavimento cerámico original (con más de 2.000 años de antigüedad) conservado en una de las habitaciones del ‘Castellum’ mandado construir por el general Sertorio dentro de un plan de fortificación de la costa norte de Alicante hace casi 2.100 años. Este hallazgo indica que el interior de las estancias del recinto militar estaba muy bien acondicionado, y tal y como ha confirmado la directora del proyecto Feliciana Sala.

Otra de las “sorpresas” de esta nueva campaña se ha producido con la limpieza de una de las habitaciones en la que se ha descubierto el hueco de una de las escaleras descritas por los primeros excavadores como “callejuelas que comunicaban una supuesta calle superior con otra inferior”, tratándose en realidad de una comunicación interior entre dos estancias situadas a distinto nivel.

En esta campaña de 2014, el objetivo ha sido profundizar en el conocimiento de la arquitectura del fortín. Así, el descubrimiento de un par de umbrales pegados a la muralla que comunicaban entre si las habitaciones, deja entrever la existencia de un gran edificio compartimentado en varias habitaciones de planta cuadrada y tamaño bastante regular, y por otro lado construcciones estrechas y alargadas con una habitación superior y otra inferior comunicadas por una estrecha escalera interior.

“Estas diferencias constructivas obedecen, sin lugar a dudas, a la función de los edificios”, ha indicado Sala. En el interior de un fortín romano republicano, además de espacios abiertos para el entrenamiento de la tropa, existían las estancias de los soldados agrupados en ‘contubernia’, los almacenes del avituallamiento y del armamento, una herrería, un hospital, el archivo de la centuria y el edificio de los oficiales.

Tal y como se realizó el año pasado esta nueva campaña es fruto de un convenio entre la Universidad de Alicante y el Ayuntamiento de Benidorm, financiado por el Ministerio de Economía y Competitividad dentro del proyecto de investigación I+D: ‘Las huellas de las guerras civiles romanas en el sudeste de Hispania. Conflictos y transformación cultural’. También han colaborado los grupos hoteleros Poseidón y Bali.