viernes, 4 de julio de 2014

La Fontana de Trevi afronta la mayor restauración de su historia.

Pantallas transparentes permitirán a los turistas ver el proceso.

La Fontana de Trevi afronta la mayor restauración de su historia.
Roma ha presentado la renovación más drástica de la Fontana de Trevi en sus 252 años de historia. La actuación es la última de una serie de restauraciones financiadas por empresas privadas de los monumentos más valiosos de Italia.

Las obras se han dado por iniciadas oficialmente con la inauguración el lunes de una instalación que permitirá a los turistas contemplar los trabajos. Una pasarela sobre la pileta de agua inmortalizada por el baño de Anita Ekberg en la película La Dolce Vita (1960) y una barrera transparente en torno al perímetro permiten acercarse al conjunto escultórico.

Emulando el gesto tantas veces repetido por los visitantes de la Fontana, el alcalde de Roma, Ignacio Marino, ha lanzado una moneda sobre una vasija dispuesta a tal efecto.

Durante el acto, Marino ha justificado el recurso al mecenazgo para financiar la renovación de los monumentos de la Ciudad Eterna. En declaraciones recogidas por la agencia France Press, el alcalde ha explicado que "es fundamental implicar a los mecenas en los trabajos de restauración de nuestra maravillosa arquitectura, nuestra arqueología y nuestras obras de arte".

Un año sin "agua de la Virgen".

Está previsto que el proyecto, de 2,2 millones de euros, finalice en los próximos 16 meses. Contempla, entre otras intervenciones, la limpieza de la representación en piedra de tritones guiando el carro del dios Océano y la instalación en la fuente de nuevas bombas, iluminación artística y barreras contra las palomas.

Levantada en la plaza que lleva el nombre de las tres vías que confluían allí -Trevi-, la fuente es el final de un acueducto que llevaba el "agua de la Virgen" a los antiguos romanos. Ahora el líquido elemento ha dejado de brotar para facilitar unos trabajos que patrocina la casa de moda italiana Fendi.

"Podemos devolver a la ciudad algo de lo que nos ha dado durante años en términos de inspiración, belleza, arte y cultura (..) sobre todo en un momento en el que Italia necesita gestos positivos y gente que haga cosas y hable menos", ha dicho Pietro Beccari, presidente de Fendi, según informa la agencia Efe. Beccari ha añadido que el grupo, conocido por sus bolsos de lujo, financia el proyecto en parte por sus vínculos con Roma. 

Hace 25 años que no se procede a una restauración de la fuente. Las nuevas técnicas desarrolladas desde entonces van a permitir que la renovación en curso sea la más exhaustiva en la historia del monumento diseñado por Bernini.

Turistas comprensivos.

Pese a estos esfuerzos, los visitantes se lamentan al llegar a la plaza y comprobar que la fachada, que cubre un lateral del Palazzo Poli de Roma, está cubierta por andamios.

Sin embargo, algunos reconocieron que los trabajos eran necesarios. "Hay que hacerlo, así que no podemos molestarnos por eso", ha manifestado a la agencia Efe Bobby Norby, un militar retirado de 43 años de California. "¿Cuántas estructuras del mundo llevan ahí tanto tiempo?", ha añadido.

En toda Italia, la escasez de fondos públicos para restaurar los monumentos ha llevado a que grandes empresas del país hayan apostado por renovarlos y en ocasiones salvarlos.

La firma de zapatos Tod's ha pagado por restaurar el Coliseo y la joyería Bulgari las escaleras de la plaza de España. En Venecia, el fundador de la firma de vaqueros Diesel, Renzo Rosso, participa en la restauración del puente de Rialto a cambio de usarlo en anuncios.

Vía: RTVE