jueves, 24 de julio de 2014

Los fines de semana de julio, agosto y septiembre volvemos a la vida en los castillos.

El Palacio de Goyeneche y el Castillo de Buitrago de Lozoya abren sus puertas para que los visitantes conozcan cómo es un proceso de restauración.
Castillo de Buitrago de Lozoya.
Las pesadas puertas vuelven a abrirse, los salones de visitas que permanecieron cerrados durante siglos se iluminan de nuevo y vuelven a aparecer invitados en los salones. El Palacio de Goyeneche,Nuevo Baztán, y el Castillo de Buitrago de Lozoya, abren sus puertas durante los fines de semana de julio, agosto y septiembre.
El programa Abierto por obras de la Comunidad de Madrid permitirá conocer los secretos y el proceso de restauración de ambos conjuntos. La inscripción, los días y los horarios se tramitarán a través de la misma página web del ciclo.
En Buitrago de Lozoya se está llevando a cabo la restauración del pozo de la nieve del castillo, descubierto en transcurso de la intervención arqueológica desarrollada en el año 2012. Es una estructura tallada en la roca, con salida de desagüe al río Lozoya cuya referencia en los documentos históricos se remontan desde el siglo XVII hasta mediados del siglo XIX.
El segundo espacio, el conjunto histórico de Nuevo Baztán es uno de los primeros casos de poblaciones industriales de nueva planta surgidas en España en el siglo XVIII, fue allí donde se ubicaron lasFábricas Reales que desarrollaron los Borbones.
El palacio, construido entre 1699 y 1709 por José Benito Churriguera, quien incorporó al conjunto una iglesia al compartir una de las torres de la construcción. También creó un sistema rotacional de plazas concatenadas que permitió resolver la configuración del conjunto, declarado Bien de Interés Cultural en la categoría de Conjunto Histórico en el año 2000.
Juana la Beltraneja, Íñigo López de Mendoza o Juan de Goyeneche son algunos de los personajes históricos que por allí pasaron.
Vía: El Mundo