jueves, 17 de julio de 2014

Los neandertales completaban con vegetales su dieta carnívora.

Los neandertales completaban con vegetales su dieta carnívora.
Frente a la hipótesis de que los neandertales eran carnívoros recalcitrantes, un nuevo estudio muestra que incorporaban a su dieta una cantidad no despreciable de vegetales, como tubérculos, bayas y frutos secos.
Unos investigadores han analizado sedimentos con materia fecal de hace 50.000 años del yacimiento de El Salt, en Alicante, y han identificado coprostanol, un lípido que se forma cuando los intestinos metabolizan el colesterol animal, pero también cantidades no despreciables de 5β-estigmastanol , un compuesto derivado de la descomposición intestinal de las plantas. La conclusión de los científicos es que los neandertales eran omnívoros. “probablemente comían lo que encontraban disponible en diferente situaciones, estaciones y climas”, resume Ainara Sistiaga, graduada de la Universidad de La Laguna (Canarias) y actualmente visitante en el prestigioso Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT).
Sobre la dieta de los neandertales hay muchas lagunas, aunque todo apunta a su predilección por las piezas de caza y se han encontrado restos de huesos de animales en yacimientos asociados a la alimentación. También los estudios de los dientes dan pistas sobre la comida, y se han identificado microfósiles de origen vegetal atrapados en dientes. Pero Sistiaga puntualiza que no se puede descartar que esos restos llegaran a la boca del neandertal desde el estómago de los animales que comiese. Además, recuerda, esos humanos remotos a veces utilizaban los dientes como herramientas… “por lo que no podemos asumir directamente que comieran plantas basándonos exclusivamente en esos microfósiles”, recalca Sistiaga.
El enfoque de esta investigadora española, junto con las arqueólogas Carolina Mallol y Bertila Galván, así como Roger Summons (profesor de geobiología en el MIT), con los que publica su hallazgo en la revista Plos One, es más directo al centrarse en restos fecales. Los investigadores tomaron cinco muestras en diferentes capas del yacimiento de El Salt y, ya en el MIT realizaron los análisis. Primero extrajeron la materia orgánica del sedimento y buscaron determinados biomarcadores orgánicos que, primero, demostrasen que se trataba de restos fecales humanos. Todas las muestras tenían coprostanol, prueba de una dieta mayoritariamente animal. Pero dos de ellas tenían también biomarcadores de plantas, que apuntan hacia un componente vegetal importante en la dieta. Además, en el mismo contexto del yacimiento los investigadores encontraron microcoprolitos (heces fosilizadas) con parásitos probablemente humanos.
“Es importante comprender todos los aspectos de por qué la humanidad ha llegado a dominar el planeta y mucho de eso tiene que ver con la mejora de la nutrición a lo largo del tiempo”, comenta Summors en un comunicado del MIT.
“Este trabajo supone la primera evidencia omnívora neandertal”, afirma Sistiaga desde EE UU. “Además, se trata de la identificación más antigua de materia fecal humana”, añade, recalcando que la investigación “contribuye a nuestro conocimiento de la dieta de los neandertales y el metabolismo del colesterol, un asunto hasta ahora imposible de abordar científicamente”.
Sistiaga, Summons y sus colegas tienen intención ahora de utilizar técnicas similares de biomarcadores geoquímicos, junto con análisis micromorfológicos, para analizar muestras de suelo en la Garganta de Olduvai, el histórico yacimiento de Tanzania de hace 1,8 millones de años, tan rico en vestigios de homínidos.
Vía: El País