jueves, 31 de julio de 2014

Revelado el misterio de la nave encontrada en el World Trade Center.

Revelado el misterio de la nave encontrada en el World Trade Center.

En julio de 2010, en medio del esfuerzo por la reconstrucción del gigantesco sitio del World Trade Center, en el Bajo Manhattan, los trabajadores de las obras detuvieron las retroexcavadoras cuando descubrieron algo inesperado justo al sur de la zona donde habían estado las Torres Gemelas.

A los 22 pies (6,7 metros), bajo el nivel de la calle de hoy, en un hoyo que se convertiría en un complejo de seguridad y estacionamiento subterráneo, los arqueólogos hallaron el armazón destrozado de un antiguo barco de madera.

Recientemente, según ha podido saber antrophistoria, un nuevo informe ha revelado que los anillos de los árboles empleados muestran que el buque fue construido, probablemente, en 1773, o poco después, en un pequeño astillero cerca de Filadelfia. Es más, la madera del barco quizás provenga de la misma especie de árboles de roble blanco utilizados para construir partes del Salón de la Independencia, donde se produjo la firma de la Declaración de Independencia y de la Constitución de los EE.UU., según el estudio publicado este mes en la revista Tree-Ring Research.

Los historiadores aún no están seguros de si el barco se hundió accidentalmente o si fue sumergido a propósito para convertirlo en parte del relleno utilizado para recrecer la costa de Lower Manhattan. Las ostras que se encuentran fijadas en el casco de la nave sugieren que, al menos, permaneció en el agua durante algún tiempo antes de ser sepultado por capas de basura y suciedad.

En investigaciones anteriores observaron que las maderas del barco habían sido dañadas por los agujeros producidos por de Lyrodus pedicellatus, un tipo de "carcoma" que suele encontrarse en las zonas de alta salinidad, en las aguas cálidas. Es una señal de que el barco, en algún momento de su vida, pudo hacer un viaje al Caribe, tal vez en un viaje comercial. Martin-Benito especuló con que la infección podría haber sido una de las razones de que el buque se destruyera apenas 20 o 30 años después de su construcción.

"No sé mucho sobre la esperanza de vida de los barcos, pero eso no me parece demasiado tiempo para algo que tomaría tanto tiempo en construirse", dijo Martin-Benito.

Desde antrophistoria os mostramos algunas imágenes de hallazgo del barco: