sábado, 20 de septiembre de 2014

Hallados nuevos restos romanos y fenicios en el solar de la antigua Comandancia de Cádiz.

Una de las urnas cinerarias halladas en el solar de la antigua Comandancia de Cádiz.
Fruto de las excavaciones en el antiguo solar de la antigua Comandancia de la Guardia Civil en Cádiz se han hallado diez enterramientos romanos del siglo I a.C. y mediados del siglo I d.C., así como un sector correspondiente a época fenicia del siglo VI a.C.

En una nota de prensa, la Junta indica que según los informes del director de las excavaciones, el 1 de septiembre dieron comienzo los trabajos arqueológicos en la segunda fase de intervención arqueológica, retomando los trabajos ya ejecutados en una primera fase efectuados entre finales de junio y octubre del 2012. 


La actividad arqueológica fue autorizada mediante resolución de la Secretaria General de Cultura el 3 de julio de 2014. Así, se han excavado dos franjas perimetrales de unos 15 metros de ancho adosadas a las calles Cooperativa y Cerezo, franjas necesarias para la ejecución de los muros de pantalla previstos en las obras. 


Como resultado de los trabajos, han aparecido en un sector que hace esquina entre las calles Cooperativa y Cerezo un total de diez enterramientos romanosdepositados en la arena dunar; ocho de ellos forman un conjunto y dos aparecen aislados. 

De estos diez enterramientos, tres son incineraciones, dos de ellos en urnas cerámica y uno en fosa simple con los huesos cremados lavados. La mayor parte de ellos no contaban con ajuares. 

Además, en el otro extremo de la calle Cooperativa se localizó un sector correspondiente a época fenicia del siglo VI a.C. en el que aparecen dos incineraciones alineadas con otras dos que se excavaron en el 2012, una fosa ritual con fragmentos cerámicos de lucernas, platos de pescado, ánforas, etc., asociados a restos alimenticios de malacofauna, fundamentalmente cañadillas y navajas. Los enterramientos de incineración estaban depositados en la arena dunar, quemados 'in situ', como apunta el hecho de que haya carbones calcinados. 

Ajuares. 

Restos de un ajuar hallado en la excavación.
Estas primeras excavaciones han dado distintos ajuares. Entre ellos, un colgante en forma de medalla de plata y una cuenta de cornalina; un collar con cuentas de oro y cornalina, una medalla de oro, un arete de plata, una pequeña pieza de plata sin determinar y un escarabeo de esteatita con sello en escritura jeroglífica. Parece ser que este conjunto estaba "enmarcado" por unos muros de adobe realizados con arcilla rojiza. 

En el extremo de la calle Cerezo con la avenida San Severiano ha aparecido también una gran fosa de posibles desechos de época romana imperial, de la primera mitad del siglo I d.C., que pudiera pertenecer a una factoría industrial relacionada con la pesca o moluscos, ya que han aparecido materiales y restos relacionados con esta actividad como son los anzuelos, pesas de arrastre de redes y agujas para coser redes, entre otros, asociados a abundantes caparazones de cañadillas y huesos aún por determinar. 

Asimismo, se han localizado "un buen número de fragmentos de cerámica, sigillatas, paredes finas, lucernas, cerámica de cocina, ánforas, vidrio, clavos, monedas, etc.". Esta fosa parece quedar enmarcada por una alineación de ánforas clavadas verticalmente, de las que tres están completas y tres fragmentadas por una correa de hormigón. 

Gran parte del solar está "muy afectado" y "alterado" por las cimentaciones y fosas antiguas. Una vez concluidas las pantallas, se rebajará la parte central, en gran medida ya excavada en el 2012, por lo que sólo quedaría pendiente parte de un pozo ritual. Se prevé que se descubran "pocos restos" en lo que aún queda por rebajar.