viernes, 10 de octubre de 2014

Gran cabaña visigoda de 200 metros cuadrados en Boadilla (Madrid).

El equipo arqueológico que trabaja en la zona sur de Boadilla del Monte para localizar los restos del patrón local ha desenterrado la estructura de una cabaña de época visigoda de unos 200 metros cuadrados.

Gran cabaña visigoda de 200 metros cuadrados en Boadilla (Madrid).
El cerro de San Babilés se configura como un centro de influencia en época visigoda. Así lo ha confirmado el director del equipo arqueológico, Juan Sanguino, que ha relatado que la cabaña está asociada a otra de menores dimensiones y que pudo ser utilizada en la época visigoda como un espacio de reunión. 

Esta estructura se encuentra en la zona denominada Cerro de San Babilés, donde a principios de este año comenzaron las excavaciones para localizar los restos del patrón del municipio, que según la historia local, "fue martirizado alrededor del año 717 junto con 80 niños". 

Sanguino ha explicado que hasta el momento, han aparecido la denominada Ermita de San Babilés y una necrópolis visigoda, fechada entre los siglos VI al VIII, con un "sorprendente y monumental" enterramiento que incluía una estela romana reutilizada, "algo único" en la Comunidad de Madrid. 

Además, se han identificado un horno de cal, monedas de los Reyes Católicos, y de Fernando VI e Isabel II, dos necrópolis con 40 tumbas de la época visigoda y los restos de una ermita de única planta con ábside y atrio, que dataría de los siglos XII y XIII, tras la Reconquista, y con posteriores fases de ampliación en los siglos XV, XVI y XVII que se corresponderían con visitas y peregrinaciones para posibles curaciones por intermediación del santo a personajes relevantes como el Infante Baltasar Carlos. 

Cabaña de época visigoda. 

Desde el Ayuntamiento han explicado que la cabaña estaría asociada a otra estructura mayor, pero de similares características, con planta ovalada y delimitada por varios orificios de poste de gran tamaño y de zanjas perpendiculares. "La estructura debió de pertenecer a una gran estancia destinada a albergar las reuniones de los habitantes de la zona, presidida por una entidad o personaje con gran influencia en el territorio circundante", han indicado.

Así, han subrayado que este hallazgo le otorga a la Ermita de San Babilés una "importancia relevante" como centro de poder del territorio más cercano. "Estas áreas solían estar localizadas en un lugar visible desde multitud de puntos, con una Iglesia y un cementerio que aglutinaban el poder social y religioso de la zona, representado por un personaje de gran relevancia y carisma que conseguía aunar las voluntades de sus convecinos, germen del futuro poder político", ha señalado. 

Con todo ello, han asegurado que "falta aún por identificar" el posible templo visigodo, que "probablemente" se encuentre bajo los restos de la iglesia del siglo XII- XIII ya identificada. Por ello, el equipo arqueológico comenzó esta semana a ajustar los datos de la tomografía realizada en la primavera de este año. 

El alcalde de Boadilla del Monte, Antonio González Terol, ha señalado que es una "buena noticia" que la nueva datación de los objetos encontrados se alargue hasta el siglo VIII pues confirma que la tradición oral "encaja" con lo encontrado hasta el momento y que "tiene un sustento histórico". 

El Ayuntamiento, junto con la Hermandad de San Babilés, ha impulsado estas excavaciones que hasta el momento están arrojando "datos muy interesantes", han concluido en el Consistorio.