domingo, 5 de octubre de 2014

Todo lo que hemos visto en las películas sobre la lucha en la Edad Media es falso.

Recreación de una lucha medieval.
Desde hace 50 años hasta hoy, el cine ha mostrado una visión errónea de la lucha en la Edad Media: pesadas armaduras que hacían que los que las llevaban apenas pudieran moverse, espadas que cortaban el metal en dos, peleas encarnizadas de uno contra cinco esgrimiendo la espada como mosqueteros, etc.


La lucha y el honor estaba a la orden del día, por lo que no podían permitirse sentirse inútiles dentro de una armadura. Atacar al adversario que también vestía una armadura no era una tarea sencilla, por lo que las peleas entre espadachines no eran largas. Básicamente consistían en desarmar al enemigo e inmovilizarlo para poder acabar con su vida de otra manera, localizando un recoveco de su armadura por el que poder introducir el golpe de gracia.

La Université de Genèvé y el Museo Nacional de la Edad Media de Cluny, basándose en los tratados de lucha con espada del siglo XV y vistiendo armaduras de la época, han recreado cómo era la lucha entre caballeros. Interesante, pero nunca tan impactante como en Juego de tronos o en El señor de los anillos.