lunes, 29 de diciembre de 2014

Desaparece el lago Waiau, en Hawái, conocido como ´la puerta a otros mundos´.

El lago, ubicado a 3970 metros de altitud, es el único de toda la isla que juega un importante papel en la ecología y la cultura. De hecho, los nativos arrojan el cordón umbilical de sus hijos recién nacidos para pedir una larga vida.
El lago Waiau en Hawái, Estados Unidos, donde los nativos arrojan el cordón umbilical de sus hijos recién nacidos para pedir una larga vida, ha desaparecido y se ha convertido en un pequeño charco.

El lago ubicado a 3.970 metros sobre el nivel del mar, es el único de toda la isla, que juega un importante papel en la ecología y la cultura.

El Waiau es considerado por los nativos como una puerta a otros mundos, un lugar que conecta la Tierra con la esfera espiritual.

Pero, en estos últimos años el lago se ha secado de forma alarmante. Ha encogido de cien metros de anchura y 3 de profundidad en 2009 a menos de 10 metros y unos 20 cm en la actualidad.

Según informa una investigación publicada en la revista EOS, los científicos de la Universidad de Hawái en Hilo y de la Estatal de Idaho han monitorizado los cambios recientes en la geometría del lago utilizando técnicas avanzadas, como el escaneo láser y la fotogrametría.

Los estudiosos concluyeron que el volumen actual del lago es inferior al 1% de su valor normal previo a 2010.

De acuerdo al Observatorio de Volcanes de Hawái, la culpa de la disminución del lago sería la actual sequía que se inició en 2008, aunque quizás también intervengan cambios en el permafrost que puede existir bajo el lago, lo que podría haber alterado el equilibrio de la aguas.


Vía: RPP