sábado, 20 de diciembre de 2014

Descubre una nueva dimensión de la Tarraco romana.

Un proyecto de la URV utiliza tecnología 3D para reconstruir el teatro romano de Tarragona.


Pese a que en la actualidad apenas se adivina una parte del escenario y de las gradas,
el proyecto ha logrado recrear el teatro con mucho detalle.
Rafael Morales | El Periódico
La tecnología digital en 3D está rompiendo esquemas. Ya no solo es posible proyectar e imprimir objetos en tres dimensiones, sino que también se pueden completar estructuras de edificios de los que apenas se conservan unas cuantas piedras. Un grupo de especialistas de la Universitat Rovira i Virgili (URV) y de laUniversitat de Girona (UdG) está concluyendo un proyecto que permitirá ver el teatro romano de Tarragona en la forma, colores y textura que tenía cuando fue construido hace 2.000 años.

Aunque las ruinas que se conservan entre las calles de Sant Magí, Caputxins y Rebolledo no permitan tanta imaginación, las imágenes en 3D que ya han conseguido confirman que el teatro fue uno de los edificios más importantes deTarraco, la capital de la provincia que rindió culto al emperador Augusto, de cuya muerte se conmemora el segundo milenio.

El proyecto ha logrado recrear el teatro con mucho detalle.
En ese solar con apariencia de abandono apenas se adivina parte del escenario y el inicio de las primeras gradas. Sin embargo, las imágenes en tres dimensiones muestran un imponente escenario y tres niveles de gradas con capacidad para más de 2.000 espectadores, lo que justifica que el teatro fuera uno de los edificios más emblemáticos de la provincia.

«Este teatro tiene una historia muy trágica, se lo cargaron casi todo cuando empezaron a construir encima una fábrica de aceite hacia 1919», explica David Vivó, profesor de Historia del Arte Antiguo en la UdG. Vivó es, junto con los arquitectos Ferran Gris y Jose Alejandro Beltrán-Caballero, de la URV, uno de los autores del proyecto, presentado a finales de noviembre en un congreso de arqueología en Tarragona.

Los especialistas explican que ha sido como reconstruir de nuevo un teatro que empezaron a estudiar en la década de 1980. A partir de unas 400 fotografías de las ruinas y el resto de información que tenían, el programa reconstruye el edificio en 3D. Con ello han confirmado algunas teorías que ya tenían y han descubierto detalles que desconocían o a los que no habían prestado la suficiente atención. «Te das cuenta de que hay cosas que no encajan y que te obligan a ponerte en la piel del arquitecto que lo hizo», aclara Gris.

En la actualidad, realmente, apenas se adivina
una parte del escenario y de las gradas.
Admite que existe «cierta imaginación, pero mucha menos de lo que se pueda creer», y se refiere a que, además de la información que ya tenían sobre el teatro, otros detalles los han conseguido a partir de teatros como los que existen en elnorte de África. «De todas formas, aquí se ven las huellas de la planta y el frente escénico, que permiten empezar a reconstruir», destacan.

Vivó asegura que combinar las propuestas que ya tenían con la nueva documentación les ha permitido «precisar mucho mejor la reconstrucción». Detalla que algunas de las cosas que han verificado es que algunos tramos de las gradas conservan partes más altas que eran una especie de altares, algo que no se habían planteado hasta ahora; que los dos primeros escalones de las gradas son más bajos que el resto porque los esclavos ponían las sillas de sus señores; o que al mismo nivel existían algunos bancos de piedra con el nombre de su propietario, como si fueran una especie de palcos de las grandes familias de la provincia.

Reconstrucción de la escena del teatro.
Entre lo que queda del teatro de Tarragona también se han conservado muy bien, según Vivó, huellas de la maquinaria del escenario. El telón no bajaba desde arriba, como ahora, sino que estaba escondido por debajo del escenario y ascendía. «Este es uno de los pocos teatros romanos en que, a pesar de que está muy destruido, están muy bien conservados los agujeros de la maquinaria de madera que se utilizaba», asegura Vivó.

Lo que está claro es que explicar lo que era el teatro romano de Tarragona es mucho más fácil a través de las imágenes en tres dimensiones que han conseguido estos especialistas. Su trabajo, aseguran, se podría aplicar a cualquiera de los monumentos romanos de Tarragona considerados patrimonio de la humanidad y su utilidad, además de la científica y académica, podría ser también turística.

1 comentario :

Seminari de Topografia Antiga dijo...

Muchas gracias por compartir nuestro trabajo. Podéis encontrar otros trabajos de investigación que también hemos realizado en la web de nuestro Grupo de Investigación www.setopant.com o seguirnos en el Facebook http://facebook.com/setopant/