miércoles, 14 de enero de 2015

Los túmulos del Castillejo de Bonete, en Terrinches, pudieron ser un gran altar prehistórico para celebrar el solsticio de invierno.

Los túmulos del Castillejo de Bonete, en Terrinches,
pudieron ser un gran altar prehistórico para celebrar el solsticio de invierno.
El Instituto Astrofísico de Canarias ha certificado que nuestros antepasados de la Edad del Bronce habrían construido en el Castillejo de Bonete de Terrinches (Ciudad Real) un sistema de túmulos orientados solarmente a un gran altar natural.terrinches-tumulos.

Así lo determinan los estudios desarrollados por César Esteban López, profesor titular en el Departamento de Astrofísica de la Universidad de La Laguna (Canarias) en Castillejo del Bonete durante el pasado otoño, según los cuales es posible certificar la hipótesis según la cual el túmulo funerario prehistórico tenía cierta orientación astronómica.

Como explica César Esteban López, esta confirmación se ha podido verificar en el primer evento astronómico sucedido tras la revelación: el solsticio de invierno, momento en que el día es más corto en todo el año (22 de diciembre). Ese día, al amanecer, el sol nace por el punto central de la Peña del Cambrón (Sierra del Segura), notable meseta de laderas muy verticalizadas apreciable desde Castillejo del Bonete en la línea del horizonte. Este relieve es claramente visible desde el complejo tumular, ya que representa un gran altar natural ubicado en el horizonte.

Por su parte, los arqueólogos directores del estudio del yacimiento, Luis Benítez de Lugo Enrich y Norberto Palomares Zumajo señalan que, en aquella época, “la alineación en el día más corto del año del sol, la existencia del altar natural y la cueva monumentalizada con grandes túmulos construidos sobre ella donde enterraban a sus muertos y celebraban ceremonias rituales debió suponer un gran acontecimiento reiterado a lo largo de los años”.

Nicasio Peláez: “Ahora que el yacimiento ya es BIC nos proponemos avanzar en las dotaciones para su musealización: somos muy conscientes del valor del patrimonio como motor del desarrollo local”

El alcalde de Terrinches, Nicasio Peláez, se muestra muy ilusionado con los avances en los estudios y señala que “ahora que el yacimiento es Bien de Interés Cultural nos proponemos avanzar en las dotaciones para su musealización”. En su opinión, el nuevo dato arqueoastronómico viene a avalar el esfuerzo de la institución local lleva realizando desde hace una década para poner en valor el Patrimonio Histórico local. “En este propósito no decaemos”, ha asegurado. “Somos conscientes del valor y posibilidades del Patrimonio Cultural como motor para el desarrollo local. En la misma línea este año queremos publicar un libro monográfico que presente los resultados de todos los estudios realizados, y continuar trabajando para que la cueva descubierta pueda en el futuro ser puesta en valor y visitada”.

Nuevas visitas a los museos desde el próximo mes de febrero.

Peláez informa también de que, a partir del próximo mes de febrero, se podrán realizar de nuevo visitas tanto al Castillejo de Bonete como a La Ontavia.

En La Ontavia, el Ayuntamiento de Terrinches ya ha iniciado el expediente de incoación de Bien Interés Cultural (BIC), con la intención por parte de la Dirección General de Cultura de declarar dicho complejo termal con la categoría de Bien de Interés Patrimonial (BIP), en un primer momento, para crear una figura de protección del mismo. De igual forma, se podrá visitar el Yacimiento de la Edad de Bronce, donde el Ayuntamiento ha iniciado un nuevo proyecto para solicitar autorización a la Dirección General de Cultural con el fin de poder estudiar y analizar todos los elementos y restos encontrados en su cueva. Finalmente, después de una serie de modificaciones y reformas en los contenidos la nueva Sala Museográfica de estos dos yacimientos, se podrán visitar a partir del próximo mes de febrero.

El estudio se ha realizado en el marco del proyecto denominado ‘Investigación paleoclimática, hidrogeológica, geofísica y arqueoastronómica del más antiguo sistema de captación de agua subterránea de la Península Ibérica: la prehistórica ‘Cultura de las Motillas de La Mancha’, cuyo investigador principal es Miguel Mejías Moreno, jefe de Área de Infraestructura Hidrogeológica del Departamento de Investigación y Prospectiva Geocientífica de esta institución.

Los trabajos, por su interés, han sido cofinanciados con 15.000 euros por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha en el marco de la Orden de 01/04/2014, de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes para realizar proyectos de investigación del patrimonio arqueológico y paleontológico de Castilla-La Mancha. En el marco de esta misma Orden, en noviembre finalizaron las campañas de excavaciones arqueológicas desarrolladas con el motivo del estudio “La cámara paradolménica prehistórica de Castillejo del Bonete y el balneum romano de La Ontavia. Conservación, interpretación y estudio del horizonte megalítico asociado al Bronce de La Mancha y del fenómeno villae vinculado a la Vía Augusta”.

Proyectos para el próximo solsticio.

La empresa ‘Sophia, Arqueología y Turismo’, dedicada al Turismo Arqueológico, de hecho se propone desarrollar una actividad turística en Castillejo del Bonete durante el próximo solsticio en Terrinches.