lunes, 26 de octubre de 2015

Unas flechas ensangrentadas dan pistas de cómo pudo ser la ceremonia de la 'fuerza vital' maya

La sangrienta ceremonia maya de la ‘fuerza vital’ tenía la finalidad de alimentar a los dioses a través de los sacrificios

Recreación de una ceremonia sacrificial maya
Antrophistoria - Un grupo de investigadores ha descubierto en Guatemala una antigua punta de flecha, manchada con sangre humana, que puede revelarnos cómo pudo desarrollarse una sangrienta ceremonia maya que se realizaba con la finalidad de alimentar a los dioses con la "fuerza vital" de los sacrificados.

La ceremonia en cuestión tuvo lugar hace unos 500 años en un templo situado en el sitio arqueológico de Zacpetén, en el departamento del Petén. Durante el ritual, se piensa que la víctima del sacrificio fue abierta con una punta de flecha de obsidiana, posiblemente a través del lóbulo de la oreja, la lengua o los genitales, y su sangre fue derramada en honor a los dioses.

Restos del templo maya en Zacpetén, en Guatemala, donde se practicaron rito sacrificiales 
Los mayas creían que las personas eran poseedoras de una "fuerza de vida" que podía ser transmitida a los dioses a través de los sacrificios. "El consenso general (entre los investigadores) es que la sangría era la 'alimentación' de los dioses a través de la fuerza vital esencial humana", declaró a los medios Prudence Rice, profesora emérita en la Universidad del Sur de Illinois Carbondale.

"Sabemos que los mayas también practicaron derramamientos de sangre como parte de las ceremonias de nacimientos o de mayorías de edad", dijo Nathan J. Meissner del Centro de Investigaciones Arqueológicas de la Universidad del Sur de Illinois. "Esta práctica sirvió para hacer formar parte de la vida a las generaciones futuras y conectar su fuerza vital con la de los antepasados".

Las puntas de flecha también tenían rastros de sangre de otros animales,
incluyendo grandes felinos como este jaguar de la zona de Petén, en Guatemala. 
Los que daban su sangre pudieron haberlo hecho de forma voluntaria y, probablemente, pudieron haber sobrevivido a la ceremonia, según Rice.

Esta ceremonia de la “fuerza de la vida” ha sido uno de los muchos descubrimientos hechos por Meissner y Rice en un estudio publicado recientemente en el Journal of Archaeological Science. Para la investigación, se examinaron 108 puntas de flecha de cinco sitios de la región central del Petén en Guatemala. Todos los sitios habían sido excavados durante los últimos 20 años y todas las puntas de flechas estaban fechadas entre los años 1400 y 1700 d. C.

En el estudio, usando la técnica de la contrainmunoelectroforesis, han sido capaces de detectar restos de sangre en 25 puntas de flecha y de identificar los diferentes tipos de especies de las que provenía. Dos de las puntas de flecha tenían rastro de sangre humana, mientras que las demás estaban manchadas con la sangre de diferentes especies de animales como roedores, aves, conejos y grandes felinos.

Puntas de flechas mayas
Por otro lado, también se ha detectado que una de las puntas de flecha, de las que estaban manchadas con sangre humana, se halló dentro de una antigua casa situada cerca del muro de fortificación de Zacpetén. Muestra signos de haber sufrido un impacto contra una persona, por lo que se especula con que la flecha pudo herir a un defensor de la ciudad durante una batalla. El herido pudo haber sido trasladado a la casa en la que se encontró la punta de flecha para retirarle el proyectil del cuerpo.

Otra posibilidad es que la punta de flecha hiriera a alguien durante una escaramuza y que luego parte del arma fuera reciclada. "La flecha pudo haberse recuperado de una escaramuza y traído de vuelta a la casa para reutilizar su eje, desechando así la punta", dijo Meissner.

El proyecto ha sido financiado por la National Science Foundation y apoyado por el Instituto de Antropología e Historia de Guatemala. Asimismo, los análisis de laboratorio se han llevado a cabo en el Laboratorio de Arqueología y Ciencias de la Universidad de California en Bakersfield.

Imagen| Blasting News