sábado, 21 de noviembre de 2015

Encuentran una gran fortaleza de la Edad del Bronce que pudo eclipsar a la misma Troya

Un equipo internacional de arqueólogos halla una gran fortaleza del Bronce Final en la orilla del lago Mármara en la provincia turca de Manisa

Gran fortaleza del Bronce Final del lago Mármara
El Mármara es un lago que se encuentra en la actual provincia de Manisa, en Turquía, cerca de la población de Gölmarmara. En la Antigüedad, según los textos de autores como Homero, esta gran masa de agua era conocida como lago Gigeo y, según se ha comprobado con diversos trabajos arqueológicos, en su contorno se hallaban los sepulcros de túmulos de varios reyes lidios.

Recientemente, durante unas excavaciones en la colina de Kaymakçı, en la orilla del lago Mármara, un grupo internacional de arqueólogos ha descubierto una gran fortaleza del Bronce Final que ha sorprendido incluso a los propios investigadores.

Sinan Ünlüsoy, profesor académico de la Universidad de Yaşar y codirector del Proyecto Arqueológico en Kaymakçı, ha declarado al Hurriyet Daily News que “esta área es cuatro veces mayor que la antigua posición de Troya, en Çanakkale, y es el mayor asentamiento de la Edad del Bronce Tardío que se ha encontrado en la región del Egeo” hasta la fecha.

Las investigaciones de esta sorprendente fortaleza, que están siendo llevadas a cabo por un equipo de excavación internacional de arqueólogos de Estados Unidos, de Europa y de algunas Universidades turcas, continúan arrojando mucha luz sobre algunos aspectos poco conocidos de la etapa final del Bronce (1600 – 1200 a. C.) en las cercanías del lago Mármara. El atractivo proyecto está siendo dirigido por Christopher H. Roosevelt y Christina Luke, miembros del Departamento de Arqueología y de Historia del Arte de la Universidad de Koç.

En el sitio en cuestión, se ha hallado una gran fortaleza que fue construida por los antepasados de los antiguos lidios, esos ricos mercaderes que ocuparon años después parte del área occidental de la península de Anatolia, lo que hoy se conoce como las provincias turcas de Esmirna y Manisa.

En paralelo a las excavaciones de antigua ciudad de Sardes, la antigua capital de Lidia, y del túmulo lidio de Bin Tepe, donde están enterrados algunos reyes lidios, los investigadores han llegado a localizar en trabajos de prospección y excavación, desde el año 2000, hasta seis fortalezas en la cuenca del lago Mármara, incluyendo la que está ahora en fase excavación. Se ha podido comprobar que no había mucha distancia entre ellas y que la fortaleza de la colina de Kaymakçı es la de mayor tamaño.

Los tres arqueólogos, Roosevelt, Lucas y Ünlüsoy, coinciden en que han descubierto una de las más importantes fortalezas del Bronce de la región. Asimismo, intuyen que cerca puede haber una ciudad enterrada a poca profundidad, que pudo ser una importante capital antes, incluso, de que el dinero entrara en uso en esa parte de Turquía.

Como parte del proyecto, según ha declarado Ünlüsoy al Hurriyet Daily News, se pretende crear un “centro de investigación y visitantes” que incluya un depósito, una sala de exposiciones y una sala de conferencias. “Este centro contribuirá a la promoción y desarrollo de la región. Estará abierto durante todo el año. De esta manera, esta zona será un centro de atracción gracias a su rico patrimonio histórico, que va desde la Edad del Bronce hasta la época otomana, así como a su belleza natural”.

Imagen| Blasting News