sábado, 14 de noviembre de 2015

Nicholas Reeves a punto de descubrir si Nefertiti se esconde en la tumba de Tutankhamón

El mundo egiptomaniaco se impacienta ante la revelación de Nicholas Reeves que asegura que la tumba y la momia de Nefertiti se esconden tras los muros de la tumba de Tutankhamón

Busto de Nefertiti, Museo de Berlín
La Reina Nefertiti es uno de los personajes más conocidos del Antiguo Egipto. Junto con su esposo el faraón Akhenatón, protagonizó uno de los períodos más convulsos de la historia de Egipto. La época de Amarna, como así se conoce, se produjo durante la XVIII Dinastía en el Reino Nuevo. En este momento se produjo una profunda transformación en las tradiciones egipcias, el arte, la religión…

Lamentablemente, debido a la damnatio memoriae que posteriormente se produjo, nos falta mucho que conocer sobre este período tan importante. En cuanto a la figura de Nefertiti, no sabemos cómo murió ya que su pista desaparece repentinamente, incluso hay quienes la relacionan con el predecesor de Akhenatón, Semenejkara. El hallazgo de su momia podía desvelar muchos secretos de este oscuro período.

Recreación de la ubicación de las tumbas ocultas
El egiptólogo Nicholas Reeves se plantea desde hace varios años donde pueden encontrarse las reinas de la XVIII dinastía, ya que en el Valle de las Reinas predominan los  enterramientos de príncipes. Hace algunos años, en una publicación para el Museo Británico, Reeves alegaba que quizás se encontraran ocultas en la tumba de los faraones, poniendo el ejemplo de la tumba de Amenofis III en donde algunos restos de un sarcófago aparecidos en una de las cámaras se han identificado con su esposa.

En este seguimiento de la cuestión, Reeves estudió un prototipo exacto de la tumba de Tutankhamón que realizó la compañía española Factum Arte. Aquí observó detalles en los muros que arrojaban luz a estos planteamientos como unas pequeñas hendiduras o  una serie de dibujos religiosos que solían proteger el cuerpo de un difunto. Ante esto, se atrevió a afirmar que la muerte del joven faraón sin una tumba acabada, obligó a reabrir una tumba, en este caso la de Nefertiti, para enterrar al faraón.

No obstante, el Ministro egipcio de Antigüedades, Manduh al Damati, contrapone esta teoría, ya que Nefertiti no era la madre de Tutankhamón, pero no niega la existencia de las dos cámaras que fueron confirmadas gracias a un radar en octubre.

Las últimas noticias de este gran descubrimiento nos dicen que  posiblemente antes de que acabe el año, sabremos que pasa detrás de los muros ocultos en la tumba de Tutankhamón.

El último comunicado de prensa del Ministerio de Antigüedades egipcio dice que se ha encontrado una zona en el muro norte con distinta temperatura que el resto. Comprobar esa información por otros métodos tardará al menos una semana, durante la cual se irán realizando otras pruebas. 

«Al ponerlo todo junto parece que todo encaja. Si me equivoco, me equivoco, pero es potencialmente el mayor descubrimiento arqueológico que se ha hecho sobre el Antiguo Egipto» Reeves.

Autor| José Luis Azorín Navarro