martes, 24 de noviembre de 2015

Nómadas pero no tanto

Un estudio sobre los patrones de movilidad de las comunidades humanas del Gravetiense revela que los desplazamientos giraban en torno a un determinado recurso natural imprescindible para su desarrollo y supervivencia

Las comunidades humanas del Paleolítico superior establecían
sus asentamientos en torno a un mismo punto de referencia
Sabemos que durante el Paleolítico Superior, los seres humanos se movían de un sitio a otro y que sus comunidades no se asentaban definitivamente en un lugar determinado, característica más propia del sedentarismo neolítico que vendría más tarde. Ahora conocemos que se desplazaban de forma radial, girando siempre en torno a un mismo punto de referencia. ¿Qué marcaba ese centro en torno al cual giraban los desplazamientos de una comunidad de cromañones? ¿La caza? ¿El agua? ¿Recursos vegetales?

El profesor Álvaro Arrizabalaga y su equipo han determinado por primera vez con exactitud los patrones de movilidad de las comunidades cazadoras nómadas del Gravetiense en la parte occidental de la cordillera pirenaica. Aquellos humanos habitaron la misma zona durante aproximadamente 2.000 años, hace de ello unos 25.000 y los restos de industria lítica de cada asentamiento pertenece a una misma clase de sílex.

En el artículo "Hacia dónde y para qué" publicado en Journal of Anthropological Research afirman que era el sílex el que marcaba los territorios donde se cazaba, pescaba y recolectaba. Este mineral, imprescindible para el desarrollo y supervivencia de aquellas comunidades, era el que marcaba el territorio económico por dónde se movían. Un territorio que solía tener aproximadamente 100 kilómetros cuadrados. El territorio cultural, el del arte, era muchísimo más amplio.

También aclara que no cargaban con pesados riñones de sílex desde el filón hasta el campamento, sino que hacían el desbastado en el mismo sitio donde afloraba el mineral y se llevaban a casa sólo lo que les servía, bien en forma ya de lascas, nódulos o incluso piezas. Extremo que desde el equipo de ArqueoEduca hemos tenido ocasión de comprobar.

Autor| ArqueoEduca
Más Información| Aranzadi
Imagen| Book Selects