miércoles, 11 de noviembre de 2015

Un laberinto de 2000 años de antigüedad descubierto en la India

El misterioso laberinto sigue el mismo patrón de diseño que uno griego del 1200 a. C.

Tablilla de arcilla con el laberinto de Pylos
Recientemente, unos arqueólogos han descubierto en la India un laberinto de unos 2000 años de antigüedad. Pero lo extraordinario de este hallazgo es que ya se habían encontrado laberintos como éste, que siguen un patrón similar, en unos grabados sobre tablillas de arcilla en Pylos, en Grecia, fechados en el 1200 a. C.

Como sabemos, un laberinto es un lugar formado por multitud de calles y encrucijadas, de forma enmarañada, que se hace intencionadamente complejo para confundir a quien se adentra en su interior. En este caso, el laberinto de la India tiene forma cuadrangular y mide 17 por 17 metros. Se ha encontrado en Gedimedu, a unos 16 kilómetros de la ciudad de Pollachi, y está siendo excavado por arqueólogos del Centro de Investigación Histórica y Arqueológica de Verarajendran, de Tirupur, según informa el diario Times of India.

El hallazgo se encuentra sobre el trazado de una antigua ruta comercial de la costa este de la India, que iba desde el paso de Palakkad hasta Alagankulam. En la actualidad, los trabajos arqueológicos se hacen complicados porque los vecinos del lugar han levantado un templo sobre el lugar del laberinto. No obstante, los investigadores tienen la intención de pedir su demolición para facilitar el estudio del yacimiento y las posibles excavaciones posteriores.

Según las declaraciones de S. Ravikumar, director de la investigación, al diario Times of India “el laberinto sigue una sola senda que lleva inexorablemente al final desde el punto de entrada. Se debe seguir el camino correcto para alcanzar la meta. Se piensa que la persona que siguieran las siete rutas correctamente lograría que se realizasen sus deseos”.

En el mundo antiguo, el significado y el simbolismo de los laberintos son complejos y diversos. En algunas culturas de Asia, según se puede extraer de la Enciclopedia Ilustrada de Símbolos Tradicionales de J. C. Cooper, el laberinto estaba relacionado con “escapar del samsara y de las leyes del karma”. De este modo, entre otras interpretaciones, se trata de una forma de representar el ciclo del nacimiento, la vida, la muerte y la encarnación. De este modo, según Cooper, adentrarse en un laberinto es el símbolo de la muerte y salir de él del renacimiento.

Asimismo, los laberintos simbolizan la fertilidad y son la representación de una idea única de consciencia que se ha empleado desde el Neolítico como herramienta de meditación y como símbolo para el cumplimiento de los deseos.

Según explicó Ravikumar al diario Times of India, “el espacio interior que recorre este laberinto varía desde los 79 cm de anchura hasta los 1,09 metros”. Además añadió que “su entrada está dirigida hacia el este, su antiguo nombre es Seven Round Fort (‘Fuerte de los siete círculos’) y su patrón de diseño es el mismo que podemos observar en la tablilla de Pylos, en Grecia, uno de los más antiguos laberintos dibujados sobre arcilla”.

Hasta la fecha, el laberinto de Gedimedu es el segundo de mayor tamaño descubierto en la India, ya que el año pasado unos arqueólogos encontraron uno de mayor tamaño que éste. Se trata del laberinto que se halló en el estado de Tamil Nadu. Pero no son los únicos, ya que existen otros laberintos como el circular del siglo VI que se localizó en una cueva de Andhra Pradesh u otros muchos relacionados con el período Hoysala, entre los años 1006 y 1346.

Los futuros estudios que se realicen tanto al sitio arqueológico como al propio artefacto arrojarán más luz sobre este magnífico laberinto de Gedimedu.

Imagen| Blasting News