jueves, 19 de noviembre de 2015

Una familia cambiaba el entarimado de su casa y encontró debajo un baño ritual milenario

Un antiguo baño ritual de 2000 años ha sido encontrado debajo del entarimado de una casa familiar de Jerusalén

Baño ritual milenario encontrado por una familia que cambiaba el entarimado de su casa 
Una familia de Jerusalén estaba haciendo un cambio rutinario del entarimado de su casa cuando, por sorpresa, descubrieron que debajo había un gran baño ritual de 2000 años de antigüedad. La noticia del extraordinario hallazgo ha sido facilitada en los últimos días por la Autoridad de Antigüedades de Israel (IAA).

El antiguo baño ritual, llamado miqwe o mikve, ha sido descubierto en EinKarem, un barrio situado al suroeste de Jerusalén que presume de ser el lugar de nacimiento de Juan el Bautista. El miqwe hallado estaba oculto debajo de un par de puertas de madera,disimuladaspor una alfombra,que estaban en la sala de estar de la familia. El habitáculo mide aproximadamente 11’5 pies de largo (3’5 metros), 8 pies de ancho (2’4 metros) y 6 pies de profundidad (1’8 metros).

“Estos casos de hallar antigüedades bajo una casa privada sólo pueden ocurrir en Israel y, particularmente, en Jerusalén”, dijoen un comunicado AmitRe'em, uno de los arqueólogo del Distrito de Jerusalén.

Posición del baño ritual milenario en la casa 
El barrio de EinKarem es un lugar sagrado para los cristianos, no sólo porque Juan el Bautista pudiera haber tenido allí su casa, sino también porque es el lugar donde la Biblia dice que su madre embarazada Elisabeth se reunió con la Virgen María. De hecho, la zona de EinKaremes considerada como “una ciudad de Judá” por el Nuevo Testamento, según Re'em.

Sin embargo, a pesar de esta fantástica reputación, los artefactos que se encuentran en este barrio que datan del período del Segundo Templo, entre 538 a. C. y el 70 d. C., son raros y fragmentarios, según los propios investigadores. “El descubrimiento del baño ritual refuerza la hipótesis de que había un asentamiento judío de la época del Segundo Templo ubicado en la región de lo que hoy es EinKarem”, dijo Re'em.

El miqwe descubierto fue tallado en la roca y enyesado según dictan las leyes de pureza que aparecen en la Halajá, una recopilación de las principales leyes judías que deriva de la Torá. Las puertas del suelo del salón familiar se abrían a una escalera que conducía a la piscina de inmersiónde los baños de purificación espiritual. Los judíos y las judías, tradicionalmente, entraban en este tipo de piscinasrituales de inmersión para purificarse después de practicar relaciones sexuales, del período de la menstruación o del consumo de carne de un animal muerto de forma natural, entre otros acontecimientos, de acuerdo con el libro de Levítico, el tercer libro de la Biblia hebrea.

Interior del baño ritual milenario
El miqweencontrado también contenía una serie de vasijas de cerámica y otras piezas de vasija de piedra del período del Segundo Templo, pese a la evidencia de un incendio que pudo haber devastado el baño entre los años 66 y 70 d. C.

Los dueños de la propiedad han dejado claro que no tuvieron reparos en contactar con el IAA, ya que no estaban seguros del valor de su hallazgo. Según indican, tenían “una fuerte sensación de que lo que estaba situado debajo del suelo de nuestra casa era un hallazgo de valor histórico y nuestro sentido del deber cívico y público es primordial para nosotros", dijeron los propietarios de la casa, según ha informado el IAA.

Imagen| Blasting News