domingo, 6 de diciembre de 2015

Dos grabados con jeroglíficos egipcios y varios ataúdes aparecen en la costa del Mar Rojo

Los dos relieves, de 4000 años de antigüedad, han sido descubiertos en el puerto real Ptolemaico de la reina Berenice

Uno de los grabados con jeroglíficos egipcios
Durante los trabajos de excavación llevados a cabo por una misión arqueológica polaca de la Universidad de Varsovia en el puerto de Berenice, en la costa del Mar Rojo, se han descubierto dos grabados pétreos egipcios y una serie de ataúdes de diferentes épocas históricas.

El Ministro de Antigüedades egipcio, Mamdouh Eldamaty, ha declarado a los medios de comunicación que los estudios realizados revelan que la primera pieza grabada pertenece al Imperio Medio (2050 - 1750 a. C.). Se ha llegado a esa conclusión porque el grabado muestra el cartucho del séptimo faraón de la Dinastía XII, el rey Amenemhat IV, cuyo reinado se caracterizó por la exploración de las piedras preciosas turquesas y del mineral de la amatista, una variedad macrocristalina del cuarzo, en la Tierra de Punt.

Asimismo, la segunda piedra grabada procede del Segundo Periodo Intermedio (1650 - 1550 a. C.) y se encuentra en un peor estado de conservación. Según Eldamaty, se podrá extraer una mayor información de ella cuando sea restaurada.

Por otro lado, también se han hallado tres entierros romanos y partes de la fachada del templo de Berenice, así como una serie de bloques de piedra grabados con flores de loto y papiro, una diosa de pie y textos griegos que, según indica Eldamaty, sirvieron para ofrecer el sagrado edificio a los dioses.

Tras el análisis de unas imágenes de satélite del puerto marítimo de Berenice, y de sus alrededores, los científicos de la misión polaca han detectado también la existencia de un nuevo sitio arqueológico cercano que contiene un edificio de planta alargada y estrecha con tres plataformas rectas. De momento se desconoce su funcionalidad, pero en futuras intervenciones en ese lugar se determinará qué era exactamente esa construcción y para qué se erigió allí.

Por último, sabemos que el puerto de Berenice se estableció en esa posición a principios del siglo III a. C. por Ptolomeo II, quien mandó efectuar una serie de campañas a la costa oriental africana para buscar elefantes que utilizar en las campañas bélicas.

Imagen| Blasting News