martes, 29 de diciembre de 2015

¿Quiénes fueron los temidos Pueblos del Mar?

Un breve acercamiento a las hipótesis que hablan de estos navegantes del Mediterráneo Antiguo

Batalla del Delta entre Ramsés III y los Pueblos del mar en el siglo XII a. C. Templo de Medinet Habu, Tebas
El origen de los Pueblos del Mar es tema de continuo debate. Las evidencias señalan que fue un grupo heterogéneo de diferentes poblaciones venidas de distintos lugares del Mediterráneo, aunque con una actividad común: el dominio del mar, ya que todos ellos se dedicaban al mercenariado y a la piratería, estaban dispuestos de buenas armas y buscaban lugares donde sacar el mayor provecho y asentarse.

Esta amalgama de grupos humanos no dejó apenas indicios escritos, ni ellos ni las comunidades vecinas que acabaron por invadir, únicamente las civilizaciones egipcia e hitita hacen referencia a este pueblo y siempre de forma negativa, pues eran los invasores, los destructores que venían de los mares.

Si bien es difícil situar la procedencia exacta de cada grupo que conformó a los Pueblos del Mar, sí se tienen identificados a los distintos clanes o tribus:

- Sherden: los vestigios documentales egipcios hablan de ellos, calificándolos de mercenarios que actuaban tanto del bando egipcio como en su contra.

- Lukka: de ellos se tienen referencias tanto en fuentes egipcias como hititas. Se conoce que fueron piratas y mercenarios y parece que existe un acuerdo en cuanto a su origen, sur de Anatolia y Chipre.

- Tursha: las alusiones egipcias a este grupo humano los ubican en la antigua Troya. Tras la derrota con los micénicos salen al Mediterráneo para finalmente dispersarse.

- Akawasha: gracias al respaldo de las fuentes hititas, parece acertado colocarlos en el oeste de Anatolia.

- Shekelesh: de ellos existen las referencias más escasas. En los jeroglíficos egipcios aparecen muy poco, si bien parece correcto calificarlos de mercenarios.

- Peleset: aparecen en las fuentes egipcias y se les identifica como “enemigos invasores”. Son, además, los filisteos que se nombran en la Biblia.

- Tjeker: las alusiones a este pueblo por los egipcios los sitúan en condiciones muy similares a los Peleset: tienden a colocar su origen en Troya y su destino en Palestina, junto a los filisteos.

- Denyen: según las fuentes hititas, son de origen Anatolio aunque siempre con discrepancias. Practicaban también el mercenariado.

- Weshesh: el último grupo por mencionar de los Pueblos del Mar son también identificados con un origen troyano. El destino final fue, de nuevo, Palestina.

El continuo avance de los Pueblos del Mar entre los siglos XIII y XII a. C. fue como consecuencia del declive del mundo conocido hasta ese momento, obligando a sus gentes a emigrar para poder conseguir tierras mejores y poder asentarse, quizá huyendo de la hambruna, de las guerras micénicas, o quizá, del hundimiento minoico. Entraron en guerra con Egipto durante el reinado de Ramsés II y después, con Ramsés III y las batallas del Delta del Nilo y la batalla terrestre contra los filisteos.

También existió guerra en Palestina con evidencias arqueológicas nefastas acerca de destrucción completa de ciudades. Las convicciones generalizadas apuntan a que la caída de Ugarit fue a causa de los Pueblos del Mar, pues se hallaron cartas que hablan de la inminente destrucción de la ciudad hacia el 1.175 a. C. y donde aparece el último rey de Ugarit, Hammurapi.

Las consecuencias de estas invasiones (junto con otros factores) fueron devastadoras: fin del imperio hitita, pérdida casi total de la civilización micénica, destrucción completa de ciudades situadas en Asia Menor como Ugarit, Tarso o Hattusa, y Egipto tuvo que abandonar todas sus posesiones en Asia Menor para poderse defender, convocando Ramsés III a todos sus hombres para la contienda. Las evidencias arqueológicas han encontrado un estrato de cenizas correspondiente a dichas ciudades destruidas y a dicha época, pues los Pueblos del Mar arrasaban quemando, literalmente.

El fin de la actuación de los Pueblos del Mar responde a la hipótesis de que acabaron por asentarse en nuevas tierras, sobre todo después de combatir con los ejércitos de Ramsés III y donarles éste ciertos territorios con el objetivo de que cesara la continua confrontación.

Se podría decir que la acción de los Pueblos del Mar fue principalmente destructiva, o al menos esto es lo que se deduce de las escasas fuentes que se han ido mencionando. Sin embargo, es posible que sin su intervención algunas de las grandes civilizaciones posteriores o no habrían nacido o lo habrían hecho de un modo muy distinto, porque tras la caída de Minos, Micenas o Troya, la tierra que correspondería posteriormente a la Magna Grecia se fue recuperando y acabó resurgiendo de sus cenizas cual Ave Fénix.

Imagen| Wikipedia