sábado, 16 de enero de 2016

El explorador y las Siete Ciudades de Oro

Crónicas de un conquistador

Ilustración de la expedición de Francisco Vázquez de Coronado
Francisco Vázquez de Coronado fue un explorador español que, en 1540, se dirigió al Norte de la ciudad de México, con la intención de encontrar las Siete Ciudades de Oro. En primer lugar, pasó por los exteriores del Imperio Azteca y descubrió que, en sus pueblos y ciudades, sus pobladores no eran mucho más pobres que los españoles.

Coronado atravesó la árida y extensa frontera que separa el norte con el centro del continente Americano y se cruzó con pequeñas bandas y vagabundos primitivos del desierto.

Más adelante, en la cuenca del Río Grande, vio pueblos y ciudades donde, para su sorpresa, las gentes vivían de forma organizada y bajo severos gobiernos.

Las viviendas estaban construidas de formas compactas, muy parecidas al estilo medieval y en cuanto a la agricultura, en multitud de campos, incluso, utilizaban el regadío.

Coronado se sintió atraído por las innumerables leyendas que hablaban de las impresionantes riquezas de las Siete Ciudades de Oro y siguió su búsqueda.

Durante su expedición conoció a un indio, quien le informó sobre la existencia de un lugar con muchísimas joyas y oro. El español, cegado por la noticia, se dirigió al lugar, pero al poco tiempo descubrió  que había sido engañado, que la mentira pretendía mandar a los conquistadores a una zona del desierto, cuyas condiciones no serían soportadas por los europeos. El indígena que, posteriormente, había informado a Coronado fue asesinado y el explorador vio frustrada su ilusión de ver cumplidos sus sueños.

Vía| Americas